domingo, 22 de septiembre de 2019

Estampas romanas (6): ¡ay!, la dignidad la poesía

Regalo del Olimpo por la mano generosa de las Musas, la poesía fue en la Antigüedad clásica una vía de comunicación directa con la divinidad. Eso sí, solo a unos pocos elegidos les fue dado experimentar tal trance. La dignidad de la poesía fue, además, motivo de enmarañados debates en nuestro Siglo de Oro. Que la poesía puede no ser cosa de este mundo es un pensamiento que ronda de vez en cuando, y por eso sigue recibiendo homenajes y recordatorios aquí y acullá. En Roma la via dei Cappellari ha sido retitulada via della Poesia. Al parecer la idea partió de Mario dal Mare, el artista dell'Economia Poetica, con el propósito de crear quioscos y foros abiertos a los artistas, donde los poetas, noveles y curtidos, conocidos y desconocidos pudieran dejar sus obras y renovar así la tradición de las estatuas parlantes de Roma. No es casualidad que en el nº 30 de esta calle una placa recuerde que allí nació el poeta, dramaturgo y libretista Pietro Trapassi (1698-1972), más conocido como Metastasio. Loable iniciativa la de Mario dal Mare, sobre todo porque el tiempo se ha encargado de mostrarnos una imagen de la poesía que no va descaminada: el flirteo con la bebida y con el sexo. Aunque sea de esta forma tan grosera, solo aliviada por el toque sesentero del motocarro blu.

No hay comentarios: