sábado, 21 de noviembre de 2015

Un viejo microrrelato ventoso

Ahora que ha salido un libro mío de relatos breves me viene al recuerdo aquel primer libro publicado por DeBarris y financiado por el ayuntamiento de Montcada-Reixac, como parte del premio de El Basar de Montcada. Aquel Fuera pijamas, de tirada corta y difícil acceso hoy, me sigue trayendo gratísimos recuerdos. Ahí dejo un relato muy adecuado para una ciudad, la mía, ventosa como pocas. 

EL HURACÁN
...
El hombre de blanco soporta estoicamente los embates furiosos del huracán, concentradas todas las energías en sus manos agónicas, en la vulnerable delgadez de sus dedos ganchudos. Mientras pugna por recomponer su verticalidad sobre la tierra, ve cómo pasan a su lado un perro ingrávido, mil pedazos de una valla publicitaria que esplenden como cometas argentinas devoradas por el sol, una motocicleta cuyas ruedas giran trazando una ruta aérea, un escuadrón de proyectiles alimenticios expelidos de algún carro de la compra, un contenedor de reciclaje que baila al son sonajero de sus vidrios, la cordería de una azotea con la ropa henchida cual velamen en pos de una nueva singladura... Cuando el hombre de negro que acaba de ser aupado cruza con él por un instante su mirada de espanto, el hombre de blanco siente con impotencia cómo se le escurre entre los dedos el mástil de la antena parabólica.
...
(Fuera pijamas, Ayto. Montcada-Reixac-DeBarris, 2010, p. 61)
La fotografía está tomada de www.soy502.com

No hay comentarios: