jueves, 17 de septiembre de 2015

Un microrrelato al filo del otoño

Después de un mes de descanso, mis Silenos vuelven al trabajo. Lo hacen con un microrrelato para este tiempo tan incierto en la hostelería y el comercio de barrio.
...
LA TIENDA
...
.....Varitas de sándalo incandescentes emborronan el aire de la tienda. Apilados por el suelo hay cuadros, lámparas, cestos de mimbre, estatuillas africanas, cojines polvorientos, muñecos de peluche, cristalería de basta factura y otros trastos venales. Detrás de un elevado mostrador de mármol, un hombre y una mujer exhiben dignamente el menoscabo del tiempo. Cada noche salen del olvido para atender afanosos su negocio de toda la vida en la Calle Mayor. Anotan pedidos en la libreta, organizan la mercancía entrante, revisan los albaranes, ahorran para el futuro de los hijos ensartando en un cordel piezas de níquel de veinticinco céntimos. A veces incluso suena la campanilla y entra algún cliente de fidelidad inquebrantable. Y los tres conversan animadamente hasta las primeras luces del alba, cuando la sucursal bancaria impone de nuevo su irrealidad cotidiana.
....
(Fuera pijamas, Ayto. Montcada - DeBarris, 2010, p. 31)
Ilustración de una edición de The Old Curiosity Shop, de Charles Dickens. 
La tomo del blog de Liliana Ramos Collado: bodegonconteclado.wordpress.com

No hay comentarios: