lunes, 20 de julio de 2015

La trastienda de los premios literarios (1): Italo Calvino (1948)

El asunto del compadreo en los premios literarios tiene una larga historia. Está por hacer (creo) un estudio histórico que saque a la luz lo más recóndito de esas trastiendas. Ya sé que esto no es literatura, pero tiene su interés social y, si me apuran, antropológico. 
.....Viene esto a cuento porque, metido en la lectura de las cartas de Italo Calvino editadas por Luca Baranelli en Mondadori, me encuentro la siguiente situación. 
.....Estamos en Turín a 26 de agosto de 1948. Calvino, que entonces tiene 25 años y trabaja en la edición turinesa de L'Unità (órgano oficial del Partido Comunista de Italia), escribe a Graziana Pentich y Alfonso Gatto, que residen en Roma. Gatto, poeta de Salerno mayor que él (39 años), antifascista, camarada del PCI y colaborador habitual de prensa, se ha presentado al premio Saint Vincent de Poesía. Calvino le muestra todo su apoyo y el de Natalia Ginzburg, que forma parte del jurado presidido por Giuseppe Ungaretti. He aquí sus palabras de aliento (que traduzco del italiano):
...
Haré todo lo posible para que Alfonso gane el S. Vincent. Pero Pavese no está en el jurado; como es su costumbre, ha renunciado (¡pensad que ha rechazado también recoger el premio Salento que había obtenido y el dinero andará todo en Einaudi!) y la única persona buena ahí dentro es Natalia. También Cajumi ha renunciado porque está Ungaretti, que lo odia. Vételas tú con Ungaretti. Natalia (ahora está en Polonia) se batirá por ti.*
...
.....Y, claro, en esa edición del premio Alfonso Gatto y Sergio Solmi ganaron ex aequo. 
...
* Calvino. Lettere 19401985, ed. L. Baranelli, Milán, Mondadori, 2000, p. 228.
...
En la imagen, Alfonso Gatto en el jurado del Premio Frascati (1975). 
Foto tomada de http://www.basc.it/ 

No hay comentarios: