domingo, 6 de abril de 2014

Marta forever

Diosas minoicas. Museo de Heraklion (Creta). Fuente: Silenos

Marta acapara microrrelatos, cuentos y novelas de variada extensión e innumerables propósitos. Marta es la protagonista de cientos, miles, millones de historias; su nombre figura ya incluso en ensayos filosóficos, monografías sobre estética y un sinfín de tesis doctorales. Marta empieza a estar cansada de tanto esfuerzo, de sostener el peso de tantas vidas e intervenir en tantos desenlaces no siempre satisfactorios. Pero, sobre todo, Marta está hastiada de ser la última superviviente del planeta y tener que dedicar todo su tiempo libre a leer tanta literatura sobre sí misma.    

1 comentario:

Dyhego dijo...

La cruz de tener un nombre sonoro y polivalente, neutro y asequible para todas las pronunciaciones. ¡Se siente, nenica!
Salu2.