sábado, 26 de mayo de 2012

El callejero parisino

En París no hay dos sin tres


 Ni tres sin cuatro


(Nota: entre una y otra imagen median unos cien metros. Fuente: Silenos)

1 comentario:

Juan V. Fernández de la Gala dijo...

Está bien eso de no retirar los viejos rótulos, dejando constancia notarial del paso del tiempo. En España no tenemos esa costumbre y los nombres pasan con la ventolera de las modas y los gobiernos de uno u otro signo. Es lástima.