miércoles, 11 de abril de 2012

Un microrrelato apocalíptico


En estos tiempos que corren sufrimos todo tipo de ataques, reales o fantasmales, y ya ni siquiera hay sosiego para escribir. Os dejo un microrrelato incluido en Fuera pijamas (DeBarris, 2010, p. 43):


BATALLA SECULAR

Hace ya seis horas que escribe y escribe sin descanso. Suele estar tan concentrado en su labor, que no sabe cuándo es de día ni cuándo las noches son. Pero sí que han transcurrido aproximadamente seis horas, porque es el tiempo máximo que logra mantener a raya al enemigo. Mientras sus dedos deslizan pujantes la pluma sobre el papel, trazando líneas de tinta que giran y evolucionan en volutas de latines sagrados, la turba alada se limita a revolotear sobre el scriptorium, sin osar acercarse al pupitre del copista. Pero cuando el cansancio entumece sus músculos e hincha las venas que discurren por el envés de la mano, los demonios descienden en trífida formación de combate: un grupo le clava los dientes en los dedos ennegrecidos, otro desgarra el papel y el tercero vuelca el tintero con golpes de rabo, en un intento vano de evitar que el monje dé testimonio, por enésima vez, de la victoriosa batalla que el Arcángel San Miguel libra contra la Serpiente desde tiempos inmemoriales.

(Hornacina en un edificio de la calle San Miguel, Cádiz. Fuente: Silenos)

1 comentario:

Isabel Barceló Chico dijo...

Genial. Los vencidos se rebelan y, como siempre en todos los tiempos y en todas las culturas, son derrotados por las crónicas. Saludos cordiales.