martes, 6 de marzo de 2012

Libros, libros... poesía, poesía...

Hace poco más de una semana recibía en mi correo La poesía es un fondo de agua marina (Los Libros de la Frontera, 2011) y Absurdos principios verdaderos (March editor, 2011), libros de poesía que me enviaba generosamente su autor, Santiago Montobbio. Hoy me he encontrado con nuevos libros en el casillero, todos ellos gentileza de ese mecenas de la poesía que se llama Javier Sánchez Menéndez, pues son hijos de su sello editorial (Ediciones de la Isla de Siltolá): El mar del otro lado, de Olga Bernad; Después del siglo XX, de Fernando Ortiz; El llanto de los boxeadores, de Fernando Sanmartín; y Versión original, de Antón Castro. Tantos envíos hacen que me sienta abrumado, porque van precedidos por una imagen de mí que no se si se corresponde con la realidad: la de un lector que sabrá apreciar lo que tiene en sus manos, bien que a veces le cuesta valorar lo propio, lo que ha de acabar en otras manos. En cualquier caso, he empezado a leerlos y en breve dejaré aquí constancia de mi impresión de, al menos, un par de ellos.

No hay comentarios: