viernes, 24 de febrero de 2012

Más: "la secta del microrrelato"

Otra prueba evidente de la ojeriza que algunos tienen hacia el microrrelato es el comentario que Indignada (así firma) ha dejado en el blog de Patricio Pron, que reproduzco, seguido de mi respuesta:

Patricio, yo leí este artículo como una ironía. Se ve que a la secta del microrelato le sobra soberbia y le falta sentido del humor. Un saludo. (Indignada)

El problema de debatir en Internet con argumentos y provecho es que siempre aparece alguien que descalifica. Indignada debería al menos tener la valentía de firmar con su nombre, para que todos sepamos quién habla de "secta del microrrelato" y escribe la palabra con una sola "r". (Antonio Serrano Cueto)

(San Miguel a punto de decapitar al Demonio.
Ornato de la calle San Miguel en Cádiz. Fuente: Silenos)

2 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Yo, personalmente, no estoy en ninguna secta. De hecho eso es lo que podría indignarme, que alguien me coloque fuera o dentro sin preguntarme.
(Hay veces que el diálogo resulta estéril y, por lo tanto, doloroso)
Un beso, Luisa

manuespada dijo...

Es como decir que los novelistas con una secta, o los poetas, o los directores de cine. es decir, una gilipollez como la copa de un pino. Bueno, y ahora me voy a poner la máscara y la capa para ir a la cueva, que hoy realizamos un sacrificio.