lunes, 1 de agosto de 2011

El mar de las editoriales


Llegar a publicar un libro por cuenta ajena en una editorial española que se precie suele ser tarea ardua e imprevisible, semejante a la navegación primitiva, cuando no había más instrumentos que las estrellas y perder de vista la costa equivalía a perder de vista las horas siguientes, más o menos ciertas sobre tierra firme. De ahí, queridos amigos que rondáis las letras más diversas, que cada vez haya más editoriales que nazcan, como Venus, en el mar bravío: Acantilado, Páginas de Espuma, Cuadernos del Vigía, Almadraba, Itsmo, Océano, Isla de Siltolá...

(Foto: Arrecife de las Sirenas, Cabo de Gata. Fuente: Silenos)

3 comentarios:

Rosana Alonso dijo...

Lo has expresado muy bien Antonio, y las editoriales que mencionas y alguna más son como islas a las que se acogen los náufragos, aunque a veces haya que volver a echarse a la mar.


Un saludo cordial y enhorabuena por las próximas publicaciones.

ANTONIO SERRANO CUETO dijo...

Gracias, Rosana. Un abrazo.

L.N.J. dijo...

El mar y el negocio que a veces en vez de oficio es sólo beneficio. Y nada es nada ni para el escritor ni el editor, sólo llega a ser un mutuo acuerdo.
¿Merece la pena ir detrás de una editorial?.

Gracias de nuevo.