viernes, 29 de julio de 2011

Los miedos (1). Microrrelato


MIEDO DE MANUAL

La mano cuelga a un palmo del suelo, sin balanceo ni movimiento articular de los dedos. Solo cuelga, retenida por la muñeca en un pliegue de embudo de la colcha púrpura. Si los dedos pudiesen ver, nadie sabe qué verían ahí abajo, en la oscuridad acechante. Acaso porque no pueden ver, necesitan que el cerebro temeroso ordene, desde arriba, la huida, la retirada al refugio de las sábanas, antes de que los seres que habitan los bajos de la cama huelan, toquen, mordisqueen, arrastren el miembro superviviente hacia las sombras. Pero en la cama no hay nadie, solo un rastro sanguinolento y la violenta hendidura dejada por el hacha.

No hay comentarios: