sábado, 2 de abril de 2011

I Ruta Fernando Quiñones

Estos Silenos cumplen hoy tres años de baile, con un saldo excelente sobre todo de amigos. Para celebrarlo, nos hemos ido esta mañana temprano (las 10,30 es temprano en sábado) a la I Ruta Fernando Quiñones, organizada por Blanca Flores y Juan José Téllez. Gente, gente y más gente (unos ciento veinte, según los organizadores; unos trescientos, según la policía). Una iniciativa necesaria, visto el olvido en que los políticos (sobran todos, como el viento puñetero) tienen a Fernando, el poeta, el narrador, el flamencólogo, el gaditano de veras, el disfrutón de la vida en lo que tiene de bueno, que es bien poco (amor, vino, literatura y más amor...). Y he de decir que la Ruta ha sido un éxito de convocatoria, de entusiasmo, de cante y poesía en las calles de Cádiz (Bar Lucero-iglesia Santo Domingo-Pay-Pay-Callejón de los Piratas-San Juan-Mercado-Palillero-Rosario Cepeda-La Palma-La Caleta), con broche de oro en la estación término (y sigue): la Peña Flamenca Juanito Villar. Un rosario de actos desenfadados, presididos por la sonrisa, que es la mejor presidenta: representación dramática de fragmentos quiñonescos por Montse Torrent y Kiko Butrón; lectura de textos narrativos y periodísticos por Paloma García y José Pettenghi; poesía en labios de Téllez, Mariela y Mauro, hijos de Fernando, Merche Pons, Pepe Maestro, Charo Troncoso, Josefa Parra... Hasta yo me he permitido la licencia de hablar algo de Fernando y leer un par de poemas. Algo había en el aire de Cádiz hoy que invitaba a participar, a cantar por bulerías de haber sabido uno meterse en ese cante, o en otros sones, como el cubano, o el tango, o la copla, o la fusión (sin in)... Pero allí había gente para hacerlo, bien trabajada en la tablas, como el Chipi y La Canalla (especiales, especiales), Carmen de la Jara (¡larga!), Inmaculada Márquez (portento de la naturaleza), Inmaculada Mora (voz secreta del amor oscuro) y Manuel Martín (La Hoguera), Alejo Martínez (prodigio isleño, allí o acá), Ignacio Lobo (voz umbría, nemorosa).
No sé si habrá más rutas en años venideros, pero esta ha sido sonora y será sonada. La viuda de Fernando dijo algo irrefutable: "qué coraje le habrá dado no estar aquí".




























ENHORABUENA, BLANCA Y JUAN JOSÉ

(1: Parte de los asistentes en torno a la estatua de Fernando, donde se hizo ofrenda de arenques y flores; 2: lectura de Josefa Parra; 3: Inmaculada Márquez y Alejo Martínez; 4: Inmaculada Mora y Manuel Martín (La Hoguera); 5: Carmen de la Jara

8 comentarios:

Juan José Téllez dijo...

Gracias por contarlo y por vivirlo.

La Mano Misteriosa dijo...

Me alegra que después de tanto tiempo se haya puesto en marcha una propuesta de este tipo y que, además, haya tenido buena acogida entre la gente. Gracias por hacer esta crónica y permitir a los que no hemos ido conocer el ambiente que se ha vivido.
Un saludo.

Olga Bernad dijo...

¡Tres años ya! Creo que soy de las veteranas en estos Silenos, así que me alegro de verte "en ruta" y disfrutando de las cosas. Parece que lo pasasteis en grande!
Un abrazo.

Paco Velázquez dijo...

Pues sí, la verdad es que lo pasamos en grande. Fue maravilloso tanta gente reunida (hasta 250 según el Diario de Cádiz, algo menos según cuenta La Voz).
Se respiraba literatura de la buena, literatura y humor.

inmaculada dijo...

Muchas gracias Antonio,por la foto y por tu comentario. Fué un enorme placer estar allí compartiendo tanta poesía,tanta música y tanto arte..Solo una aclaración: mi apellido es Márquez (no Domínguez)
Gracias y un beso,
Inma Márquez

Isabel Romana dijo...

Felicidades por estos tres añitos. Un abrazo.

sergio astorga dijo...

Antonio, feliz aniversario y que siga el baile.

3 abrazos 3
Sergio Astorga

Fernando Valls dijo...

Felicidades, Antonio, por estos tres años. Casi ha coincidido la celebración con tu trato con Merino. No es mál indicio. Abrazos