viernes, 31 de diciembre de 2010

A año muerto, gran lanzada

Maldito y bendito a partes desiguales, se acaba 2010. Ya hace tiempo que no me detengo en el umbral de la medianoche a hacer balances, que no está uno para muchas cuentas, aunque sí creo necesario, aunque sea para coger impulso, asumir la cara de Jano Bifronte que mira, sobre las nubes sombrías, el color de las entrañas de los días venideros. La ignorancia del mañana es el mejor antídoto contra la certeza impuesta del hoy. Así que, queridos lectores, mirad hacia mañana, que ya ha empezado.

FELIZ AÑO 2011

(El río Duero en la comarca de los Arribes. Fuente: Silenos)

11 comentarios:

Rosana Alonso dijo...

Miremos hacia delante sí.

Enhorabuena por ese microrrelato publicado en la agenda.

Un saludo cordial ya casi casi en el mañana

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Feliz año, Antonio. Y que nos veamos mucho. Un abrazo.

Jesus Esnaola dijo...

Feliz año, Antonio. Siempre es un placer pasarse por aquí. Espero que sea una de esas cosas que no cambie en el 2011.

Un abrazo.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Hermosa despedida de año, Antonio. Que sea feliz el que empieza. Un abrazo.

enrique baltanás dijo...

¡Feliz Año, Antonio! Malgré tout.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Que tengas una feliz entrada de año, Antonio, en familia.

sergio astorga dijo...

Antonio, mirando hacia el mañana te deseo un buen año próximo, que las cuentas del abalorio no terminan.

Abrazo 2011.
Sergio Astorga

Olga Bernad dijo...

Feliz año, Antonio.
La vista siempre al frente (sin perder la memoria).
Mis mejores deseos para este nuevo año.

Francesc Cornadó dijo...

Celebro que continues, yo fui uno de los inocentes que creí que cerrabas el blog,lo lamenté muy de veras, incluso llegué a pensar que esto de los amigos virtuales era algo efímero que podía acabar en el momento más inesperado, frágil, muy frágil y lo sentí. Ahora me alegro veo que estás en la telaraña virtual para atraparnos con tus relatos, salud amigo y que el 2011 te sea propicio.

Salud

Francesc Cornadó

Isabel Romana dijo...

Feliz año, querido amigo. Él traerá lo que quiera: a nosotros nos corresponde encajarlo todo y de buen humor.

Un abrazo.

Gemma dijo...

"La ignorancia del mañana es el mejor antídoto contra la certeza impuesta del hoy". Qué bien lo dijiste.
Feliz año para ti también, Antonio