jueves, 18 de noviembre de 2010

Un microrrelato de Ángeles Prieto


Me envía Ángeles Prieto este microrrelato afrancesado, que los Silenos acogen para disfrute de sus lectores.


THERMIDOR

.....Cuando el riachuelo de sangre desbordado alcanzó las cuatro esquinas de la plaza de la Concordia, el hercúleo Samson alzó la hoja con esfuerzo y dio por concluido su trabajo, sin saber que aquel sería su último día. Y su última noche. Pues espíritus, fantasmas y otras ánimas en pena por él creados, dóciles criaturas de su memoria hasta ese mismo instante, se rebelaron con estruendosos gritos que le impidieron dormir, y con el mandato de que debía acompañarles con premura, por lo que Samson sufrió un infarto fulminante.
.....No pudo enterarse de que los lideraba un rabioso Robespierre, recién decapitado. Ni tan siquiera supo que, sin su eficiencia, la Revolución Francesa había terminado. Pues aunque algunos abogaron por la vuelta a la justicia y a los derechos humanos, más verdad fue que su maldita cuchilla pesaba demasiado.

Autobiografía de Ángeles. Aprendiz de escritora. Alegre gaditana bendecida con el privilegio de haber estudiado vida, andanzas y literatura con Daniel Moyano, se esfuerza en mejorar y publicar antes de alcanzar la vejez, ahora llamada edad terciaria. Licenciada en Historia por la Universidad de Cádiz, doctoranda en infumables sermones del siglo XVIII, ejerce actualmente de profesora de educación vial recitando sermones, igual de infumables, a fin de que los motorizados adolescentes de su provincia usen casco de protección, respeten las normas y no atropellen a nadie. Últimamente ha conseguido publicar en la prestigiosa revista Clarín de Oviedo, quedar segunda en el concurso de cuentos “Ciudad de Huesca” y disfrutar de la amistad literaria de los mejores poetas y cuentistas del país.

1 comentario:

Gemma dijo...

Siempre he creído que los fracasos determinaban tanto o más que los éxitos las transformaciones y logros de una sociedad. El micro de Ángeles da buena cuenta de ello.
Un abrazo a los dos