sábado, 28 de agosto de 2010

Un poema para despedir agosto


TIEMPO DE AFRENTAS

Viene un tiempo de afrentas,
que no será callado ni discreto
como solía serlo
en las tardes de júbilo.

El tiempo que nos viene
hiere, sacude, merma, pulveriza.
Destripa los ayeres
a golpes de crepúsculo.
De nada nos valdrá saber por viejos,
de nada esgrimir torpes armaduras.

Viene un tiempo de afrentas
contra todo coraje de vivir.

9 comentarios:

le_joker dijo...

buen poema, me gustó leerlo
saludos

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Felicidades Antonio.

Un abrazo.

Sara dijo...

Tremendo este poema. Una visión trágica y pesimista de nuestro mundo, sí, pero me ha encantado. Inquieta esa imagen en la que la voluntad de vivir, la sabiduría, la fuerza o la memoria, de nada nos sirve ya. Saludos.

Enrique Baltanás dijo...

Magnífico poema. Me ha gustado mucho.

BB dijo...

Hermosísimo poema, a pesar de ese pesimismo, que es el mal que nos
aqueja a todos, sobrevivientes habituales...
Un abrazo
BB

tania jose dijo...

¡pues a usted se le nota preparado!..hay un himno nacional que dice:

en cadenas vivir no es vivir
en afrenta y oprobios sumidos
del clarin escuchad el sonido
a las armas valientes, ¡corred!

saludos,
tania jose

Antonio Serrano Cueto dijo...

Gracias, amigos, en especial a los que me visitan (o dejan comentario) por primera vez. Tania, nunca se está preparado del todo para envejecer. Un abrazo.

Melo dijo...

Bonito.

Un beso tito.

Antonio Azuaga dijo...

¡Qué bueno, Antonio! ¡Qué bueno y qué verdad, qué triste verdad...!

Un abrazo.