jueves, 5 de agosto de 2010

Otro microrrelato médico


UNA ENFERMEDAD CON ALAS

.....Después de escuchar atentamente las correrías del pequeño Edipo, y visto el aleteo persistente en su estómago a través de una ecografía, el médico se quitó las gafas, miró a la madre, luego al niño y luego de nuevo a la madre, y sentenció:
.....- Señora Yocasta, este niño tiene entomofagia galopante. Lo de menos es que haya acabado en una sentada con los panales de abejas de Aristeo y con todas las moscas de la isla del señor Golding. Ni siquiera es grave que se haya zampado de golpe a la hormiga y a la cigarra, ni tampoco al pedante de Pepito Grillo, que bien lo merecía. Lo que sí es preocupante es que cada vez demandará bocados más grandes. Váyase usted, señora Yocasta, y compruebe si tiene algún capullo en su casa. Aún estamos a tiempo.

(Imagen tomada de lacomunidad.elpais.com)

4 comentarios:

Jesús Garrido dijo...

me ha gustado, típical de la zona

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muy bueno, Antonio. Pobre Layo, acabar además como capullo...
Un abrazo.

Hansel en Baviera dijo...

llevaba días sin pasar por estos microespacios. Salud, Antonio. Muy bueno el breve y todos los srtículo en general. Pero el breve se las trar par los que no hayan tenido un poquito de cultura clasica, como podría decir Guillermo de Baskervile.
Un gran abrazo,
Norberto.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Es verdad, Norberto, pero de vez en cuando no está mal reivindicar sutilmente esa cultura clásica. A fin de cuentas yo vivo de ella. Un fuerte abrazo.