miércoles, 12 de mayo de 2010

Réquiem político por Zapatero


Dos años de medidas estúpidas (cheques-bebé, cheques-emancipación, eliminación del impuesto sobre el patrimonio y otros regalos pecuniarios), en un alarde continuo de ineficiencia, han hundido más la caja pública. Dos años negando, desoyendo, improvisando. Y ahora, en una semana, cuando los mercados le aprietan las tuercas, Zapatero saca de la chistera la tijera del recorte en un terreno que se suponía bandera socialista: lo social. Llevo semanas oyendo el ritornelo de que no basta congelar el sueldo de los funcionarios públicos, sino que hay que bajarlos. Un 16%, como en Grecia, han defendido algunos. Pero qué pocos de esos periodistas, políticos, tertulianos de medio pelo han exigido la reducción de cargos públicos, la reducción de ministerios, la reducción de coches oficiales, la reducción de móviles, (con sus facturas millonarias), la reducción de viajes y dietas... Sobran la Vicepresidencia tercera y los ministerios de Igualdad y Vivienda; sobran autonomías (17, por Dios, 17); sobran, en definitiva, chupópteros por doquiera. Pero aquí pocos lo demandan. Añadamos la escandalosa pasividad de Zapatero ante la Banca, que no deja de ganar dinero y, sin embargo, retiene el crédito. ¿Seguirán ahora los sindicatos abrazados amorosamente al Gobierno? La imagen de Zapatero ya hacía aguas, pero con este paquete de medidas anti-sociales (las pensiones, se suponía, eran intocables) está políticamente acabado. Rajoy es para llorar, pero sólo un milagro impedirá que sea el próximo presidente del Gobierno. Lloremos, pues.

(Zapatero imitando a su maestro, Mr. Bean, segundos antes de alumbrar una de sus brillantes ideas)

8 comentarios:

Angeles dijo...

Y réquiem también por esta democracia gremial de dos partidos, dos sindicatos y dos nacionalismos, tan poco participa para los ciudadanos. Ya es hora de cambios más importantes, no sólo de seguir con el turnismo.

Antonio Azuaga dijo...

Dices bien. Muy bien. Lo peor para mí es que nadie me merezca ninguna credibilidad, ninguna expectativa de mediana credibilidad. ¡Nadie! Espero, sinceramente, que tanto escepticismo sólo sea personal asunto. Porque, de lo contrario, ¡qué ningún horizonte nos queda al que poder mirar!

Isabel González dijo...

Bueno, siempre existe la opción de crear nuevos partidos, listas, nuevas opciones..., dar oportunidades a los que no han gobernado nunca ¿no? A veces tengo la impresión de que somos demasiados los que pensamos igual , opinamos igual, nos dejamos hacer...igual, no buscamos alternativas...igual, sólo salimos a la calle en contra de guerras explícitas y explícitamente incoherentes...igual, si nos convocan los sindicatos, ...igual...

En fin, me incluyo, comparto vuestras opiniones...igual.

Un saludo,

(Llegué aquí a través del blog de Gemma)

Antonio Serrano Cueto dijo...

Pues bienvenida, Isabel.

Anónimo dijo...

Lloremos, amigo Antonio, lloremos. A mí no me importaría engrosar el paro con tantos políticos "sin sentido". Un abrazo,

Anónimo dijo...

mas vale llorar con Rajoy que morir con Zp, este pais necesita un cambio, despues veremos como será éste, aunque ya es dificil hacerlo peor. Yo lo que NO quiero ver mi pais con un corralito, o como grecia y ZP nos lleva a la ruina a todos, de eso que no nos quepa duda. UN ANONIMO DE IZQUIERDA, pero joven, con tiempo para votar muchas veces.

Marco Valerio Corvo dijo...

Estoy de acuerdo con los primeros comentarios, mucho más que con los últimos. El discurso de los DOS PARTIDOS, se apoya en la misma bisagra, cuando las cosas le van mal a uno, cala en las mentes ingenuas: "¡Peeooorrr que Zapatero, ninguno! ¡Rajoy no lo puede hacer peor, es imposible!" Falacia sofista. Rajoy lo puede hacer peor, y lo hará mucho peor. Como decía Roboam, el hijo del Gran Salomón: "Mi padre os castigó con látigo, pero yo os castigaré con escorpiones". Son dos peleles en manos de la banca, de los poderes fácticos: Zapatero, enclenque y embustero. Rajoy fascistoide y casposo a mas no poder. Muramos y Lloremos, pues.
Y donde esta la alternativa. ???SIempre digo lo mismo: Me gusta el Pais Vasco, porque allí hay rebeldes, y no estoy pensando, en los de la "lucha armada", porque allí hay muchos tipos de rebeldes, no creo que se crean lo que la tele les dice tanto como aquí.

Saludos.

Marco Valerio Corvo dijo...

Estoy de acuerdo con los primeros comentarios, mucho más que con los últimos. El discurso de los DOS PARTIDOS, se apoya en la misma bisagra, cuando las cosas le van mal a uno, cala en las mentes ingenuas: "¡Peeooorrr que Zapatero, ninguno! ¡Rajoy no lo puede hacer peor, es imposible!" Falacia sofista. Rajoy lo puede hacer peor, y lo hará mucho peor. Como decía Roboam, el hijo del Gran Salomón: "Mi padre os castigó con látigo, pero yo os castigaré con escorpiones". Son dos peleles en manos de la banca, de los poderes fácticos: Zapatero, enclenque y embustero. Rajoy fascistoide y casposo a mas no poder. Muramos y Lloremos, pues.
Y donde esta la alternativa. ???SIempre digo lo mismo: Me gusta el Pais Vasco, porque allí hay rebeldes, y no estoy pensando, en los de la "lucha armada", porque allí hay muchos tipos de rebeldes, no creo que se crean lo que la tele les dice tanto como aquí.

Saludos.