sábado, 10 de abril de 2010

La aguerrida Esperanza del PP


Bárcenas mantiene sillón en el senado (aforo = escudo anti-justicia ordinaria) y despacho. Matas se queja de que se ha quedado sin trabajo (el pobre), aunque con el palacete de millonario y parte del patrimonio. Álvarez-Cascos (reapariciones estelares las de esta semana en Sevilla) afirma que la policía ha falsificado pruebas en el caso Gürtel. Aznar se toma un descanso entre millares de flexiones y dice que con él no había corrupción, mientras quema una y otra vez la foto de Correas y su mujer como invitados en la boda de su hija. (¡Qué deriva la de los ex-presidentes: el uno diseña joyas -tarea más socialista no la hay-; el otro se machaca el cuerpo en pos de... ¿de qué? ¿de ligues al estilo American beauty?). Rajoy sólo alcanza a farfullar Eehhh! (¡Dios mío, y este hombre quiere ser presidente del Gobierno!), mientras periodistas de todos los signos (incluso afines al PP) denuncian su indolencia (genial Wyoming: "este hombre sabe tan poco del caso Gürtel, que le va a quedar para septiembre"). La generación de peperos más joven empuja con fuerza y, de seguir así el partido, acabarán tirando a Rajoy y a cuantos huelen a la etapa aznariana por la borda. Porque mientras Cospedal traga algunos sapos y expulsa otros, Feijóo y Basagoiti (ojo al tándem este, que por aquí se renueva de verdad el PP) disparan contra los corruptos con balas de plata. Pero el plato mejor se cocina a fuego lento: el caldo madrileño que la aguerrida Esperanza del PP mueve y remueve sin dejar de probar el punto de sal. Azote de corruptos propios (¡!), hay quienes dicen de ella que corre como un futbolista en la banda, adelantando y quitando balones a Rajoy. Para otros es, en estos tiempos de abulia del gallego, la única fuerza capaz de competir con el PSOE. Sea como fuere, nunca vino mejor a un Gobierno incapaz de gestionar la peor crisis económica de la democracia el lamentable estado en el que se encuentra la oposición. Así las cosas, puede ocurrir que, con ser Zapatero un pésimo presidente (se ha escrito en prensa, con razón, que el par Zapatero/Rajoy es el peor de la democracia), vuelva a ganar las elecciones. Las más impensables sorpresas da esta España nuestra, como evidencia la imagen de un Garzón en el banquillo y la ultraderecha rediviva en el banco de la acusación.

(Imagen tomada de http://blogs.elpais.com/trending-topics/2010/04/aguirrefacts.html)

9 comentarios:

Eduardo Flores dijo...

Lo más impresionante de toda esta basura es que, al parecer, y según las siempre discutibles encuestas, al PP no le está pasando factura en cuanto a responsanilidad política se refiere de cara a las fuuras elecciones las evidentes corruptelas y desavenencias internas, y quizá, en el peor de los pronósticos, seamos gobernados en un triste futuro por el "carismático" Mariano Rajoy. Spain is different: la demagogia es una virtud política y los ciudadanos somos poco menos que desgraciados espectadores sumidos en la más vergonzosa inoperancia, véase la cantidad de huelgas generales convocadas con 5.000.000 millones de parados.

Un saludo Antonio,
Eduardo Flores.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Eduardo, España se está convirtiendo en la Italia de Berlusconi. La gente se habitúa a la corrupción y "entiende" que ello forma parte de la tarea del político. Cuántas veces hemos oído "si no roba éste, roba el otro". Es decir, mejor que roben los míos. Las encuestas siguen dando la victoria al PP en Valencia. ¿Y lo de Fabra en Alicante, no es para vomitar? En fin... Un abrazo.

mangeles dijo...

Ainss, que nos vas a contar a los madrileños de la Espe...que le vamos a hacer...

Tenemos los peores políticos de la democracia porque tenemos que buscar nuevos valores. Ya somos un país rico (ojo al dato, rico, con la que nos está cayendo). Ahora, los valores no son de superviviencia, si no de bienestar. Hay que buscar idiologias que sirvan a la justicia, a la libertad y el progreso, dentro de una sociedad más o menos acomodada. Es díficil...pero no imposible....seguro que se consigue.

Besos.

Dyhego dijo...

Lo peor de todo es que no sabes a quién votar porque, mires hacia donde mires, no ves más que a chorizos, ineptos, imbéciles y descerebrados.
Salu2.

BB dijo...

Me asomo a tu blog y he quedado encantada. Me dejas pasar?
BB

Antonio Serrano Cueto dijo...

Bienvenida, BB. No estaría mal saber tu nombre.

BB dijo...

Antonio, así, como BB, me conocen
mis amigos blogueros. Soy de allende los mares, panameña.
No tengo blog. Leo y disfruto de lo que otros escriben. ¿No es genial? Alucino con la política de mi adorada España a la que he visitado en innumerables ocasiones. ¿Vale?
Un saludo cordial
BB

NáN dijo...

A mí, con que no salga este PP, cualquiera me vale. De verdad. Si las urnas santifican esta podredumbre, Berlusconi mandará a los suyos a hacer cursillos en España.

Luego, desecho este PP, ya nos las arreglaremos para buscar algo un poquito más digno y eficiente (por ese orden o en el orden contrario).

Marco Valerio Corvo dijo...

Insisto: Me gusta el País Vasco, porque es el único sitio donde hay rebeldes. ¿Creeis que allí la Polícia sería capaz de cargar con la impunidad y la crueldad que lo hizco contra los vecinos del cabañal de Valencia?
La crisis que han provocado los Bancos, Zapatero la niega, y Rajoy acusa a Zapatero. En un país tan ridiculo como éste donde el 90 % de la parroquia se creyó que las bombas del 11 M las puso la ETA (porque lo dijo Acebes, nada menos ...) todo es posibel, y Rajoy ganará. ...