viernes, 12 de marzo de 2010

Horacio Vázquez-Rial en la Universidad de Cádiz


.....Ayer asistimos a una nueva entrega de uno de los proyectos más consolidados (de los muchos y buenos que tiene) del Vicerrectorado de Extensión Universitaria de la UCA: las Presencias Literarias. Desde 1995 son muchos los escritores que han pasado por este rincón para, sencillamente, conversar sobre aspectos diversos de su obra y su vida. Entre otros, Clara Sánchez, Rodrigo Fresán, Álvaro Pombo, Joan Margarit, Cristina Peri Rossi, Carlos Edmundo de Ory, Juan José Millás y Luis Mateo Díez.
.....Presentado por la periodista Ana Rodríguez Tenorio, que ejerció de interlocutora en una charla distendida, Vázquez-Rial habló de muchos temas de interés. Comenzó rechazando que exista una literatura latinoamericana como tal, sino más bien una gran literatura en lengua castellana, con sistemas literarios diversos (coincidentes en América en gran medida con los antiguos virreinatos). Por ejemplo, el argentino-uruguayo. A partir de la célebre cita de Sthendal de que sólo la novela da cuenta de la verdad, el escritor entró en un terreno que conoce bien (es doctor en Geografía e Historia): la relación entre la escritura de ficción y la historiografía. Aunque no suele reconocerse, no hay diferencias esenciales entre ambas. La preocupación estética no es exclusiva de la ficción: de hecho hay historiadores que escriben mejor que muchos escritores de ficción consagrados. "Homero es tan padre de la historia como Herodoto". Rodríguez Tenorio le preguntó si las razones que le llevan a escribir sobre la dictadura militar de su Argentina natal suponen un ajuste de cuentas con el pasado, o más bien un intento de dar voz a quienes no la tuvieron. Vázquez-Rial afirmó en varias ocasiones que cree más en las conciliaciones que en las causas, en el ciudadano más que en el grupo. Lo civilizado es que dos personas con ideología opuesta puedan sentarse a conversar, como Bergamín y José Antonio Primo de Rivera. También habló de la desmitificación de Gardel en su novela Las dos muertes de Gardel (y las consecuencias de ello), de la maestría de Borges, de su desconocida etapa de poeta (algún día editará sus versos), del oficio del librero lector, frente al empleado vendedor de libros. También dedicó parte de su intervención a repasar los males del sector editorial, en especial la ignorancia de los editores-empresarios, tan alejados de un Lara o un Barral. Incluso tuvo palabras finales para rechazar la LOGSE ("creo que en educación España debe dar un paso atrás en el tiempo").
.....Si bien empezó algo serio, al poco tiempo Vázquez-Rial se sintió a gusto (el ambiente de estas Presencias Literarias lo propicia) y se dejó llevar por su sentido del humor. Nos hizo sonreír en varias ocasiones, en especial cuando afirmó que, cuando nadie conocía a Juan Marse, él compro Últimas tardes con Teresa porque le gustó mucho la portada. El libro, claro está, le gustó mucho más.
.....La próxima cita el 8 de abril: ANDRÉS NEUMAN.

(Imagen: Horacio Vázquez-Rial en el acto. Fotrografía de Antonio. J. González Rueda)

2 comentarios:

Antonio Rivero Taravillo dijo...

De lo más interesante, Antonio. Me hubiera gustado poder estar ahí en Cádiz. Dale un abrazo a Andrés cuando vaya, y otro para ti.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muy interesante tu crónica, Antonio. De Vázquez-Rial sólo he leído artículos, y lamento haberme perdido su conferencia. Un abrazo.