viernes, 31 de diciembre de 2010

A año muerto, gran lanzada

Maldito y bendito a partes desiguales, se acaba 2010. Ya hace tiempo que no me detengo en el umbral de la medianoche a hacer balances, que no está uno para muchas cuentas, aunque sí creo necesario, aunque sea para coger impulso, asumir la cara de Jano Bifronte que mira, sobre las nubes sombrías, el color de las entrañas de los días venideros. La ignorancia del mañana es el mejor antídoto contra la certeza impuesta del hoy. Así que, queridos lectores, mirad hacia mañana, que ya ha empezado.

FELIZ AÑO 2011

(El río Duero en la comarca de los Arribes. Fuente: Silenos)

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Una agenda con microrrelatos

Hace meses la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía solicitó algunos microrrelatos de escritores andaluces para componer con ellos una Agenda 2011 en celebración de Año Internacional de los Bosques. La agenda, que no será venal y se distribuirá entre los empleados públicos de la Junta de Andalucía, ya está editada. Participo en ella junto con algunos amigos de este blog, como Ángel Olgoso, Ángeles Prieto y Carlos J. Ordoño Rodríguez.
....Os dejo mi microrrelato seleccionado y la lista de autores y títulos (veréis que algunos enviaron una batería de microrrelatos; santa facilidad):


TRABAJOS Y DÍAS

Principiaba junio en los bosques cuando llegaron al alba con palos largos, hachas y perros catadores. Se aplicaron a la faena bajo el estridor ardiente de las chicharras. Cumplida la jornada, abrieron los zurrones y repartieron pan y queso. Con el sol poniente regando las altas copas, esperaron a que los alcornoques descorchados destilaran el rojo vino.



Lista de autores y títulos seleccionados

Ángel Olgoso (“Espejismo”), Juan J. Muñoz Renguel (“Señales”, Parad(h)ojas), Ángel Vela (“Historias”, “2046”, “Genaro”), Óscar Torres (“Imagina”, “El conciertazo”, “Doñana”), Francisco J. Sosa Garduño (“Bailarinas del Bosque”, “Las visitantes invernales”, “Los pequeños soñaban…”, “Vuelos primaverales”, “Mi cabeza…”, “Saltar o dormir”, “Invisibles”, “¿Quién representa al bosque?, “El narrador del bosque”), Pedro Escudero Zumel (“Viejos Amigos”), Manuel Mije (“Licor de Plata”, “Viaje postrero”, “Leyenda”), Félix Morales (“Seres mitológicos”), Ángeles Mora (“Temporada de setas”, “Las lágrimas del chopo”, “Sale el sol”, “La ofrenda del alcornoque”, “Mirada limpia”), Conchi Jiménez (“Medita”), Esperanza Ródenas Perea (“La encina”, “Gaia”), Sandra Rodríguez Fernández (“La paradoja del cuento”), Alfonso Cost (“Arquitecto”), Aquilino Duque Ramírez (“Siempre vivió en el campo”), Carlos J. Ordoño Rodríguez (“Guadalmesí”), Carmen Valladolid (“Canina”), Francisco Rodríguez Estévez (“Amanece”), José C. Carmona (“Viaje”), Carmen del Pino (“Agosto”, “A solas”), Juan Domínguez Gallego (Herencia”), Fernando Martínez Gimeno (“Generaciones”), Elena Montagud (“Viejo chopo”), Pedro Escudero Zumel (“Viejos amigos”), Leara Martell (“Recuerdos”), Luis Hornillos (“La mirada de la semilla”), Pablo R. Balbontín (“Tu monte”), Sonsoles Yovanka (“Escalofrío”, “Sus propias armas”), Ricardo Reques (“Imagen”), Clara Linde Hernández (“Mis paseos”), Angeles Prieto Barba (“Ave Roc”), Francisco Fernández Parreño (“Sierra Morena”), María Márquez Arroyo (“Tras mi ventana”), Pepa Luna (“Primavera”, “El descorche”), Miguel Ángel Aragón (“Zambrano”), Rocío Jiménez Trigueros (“Belleza”), Salud Sánchez Silva (“Para mi niño”), Antonio Sanz Matencio (“La loba”, “El lobo”), Lola Marín Alfaro (“Campiña”), Francisco J. Milla Contreras (“Olores”), Daniel Laguna (“Vida”), Jaqueline Barros (“Gnomo”).

martes, 28 de diciembre de 2010

Un adiós inocente, inocente

En vista de los muchos amigos que me han expresado su preocupación (algunos por correo privado) por el cierre de este blog, adelanto dos horas (sobre las 00.00 h., fin de la jornada) la confesión de que, como algunos ya sospecharon, se trataba de una inocente inocentada. Hay toreros y cantantes (ay, Raphael) que anuncian su retirada sin descanso y, como si los dioses les hubiesen regalado una longevidad mayor que la de su admirado público, siguen erre que erre hasta el hastío. Yo espero no llegar a tanto, pero, de momento, estos silenos continuarán su danza, máxime cuando en el día de hoy han sucitado el comentario de personas que no suelen dejarlos, lo cual me hace pensar que al otro lado sigue habiendo lectores silenciosos. Gracias, amigos, por el interés y el apoyo. Entre todos hemos hecho más verosímil esta broma.

(Imagen: el paquidermo Pinocho del zoo de Jerez. Fuente: Silenos)

Adiós de los Silenos

Queridos amigos, después de mucho pensarlo (que si sí, que si no, que si sí...), el corifeo de estos Silenos ha decidido retirarles la licencia de baile o, lo que es lo mismo, a partir de hoy dejarán de bailar. La razón es bien simple: están cansandos de una danza que ya no despierta el interés de muchos de vosotros (ya apenas dejáis comentarios), como si hubieseis decicido emigrar a otras latitudes más amables. Como digo, lo he pensado mucho, porque sé que hay lectores incondicionales que (esos sí) nos echarán de menos. Pero es hora de cambios, de empezar una nueva andadura sin las cadenas de internet. Quizás alguien piense que, si no tienes una ventana en la red, no existes; sin embargo, todos existíamos antes y, si las Parcas lo permiten, seguiremos existiendo después de echar la persiana.
.....Ahora bien, que mis Silenos no bailen no significa que yo, corifeo en segundo plano, abandone la grata tarea de visitaros. Mientras la presbicia no lo impida, seguiré subiendo a la nave de los locos que navega por los mares literarios y convive en cada singladura con la tormenta en un vaso de agua; contemplaré esa columna de humo que asoma por el horizonte de la bahía gaditana, cercana al taller de los oficios del diletante, al sur de ese territorio mágico que es trópico de la Mancha; buscaré a los amigos por estos andurriales, aunque ello suponga el peligroso juego de poner la vida en el filo de una espada; haré nueva carrera con un máster en nubes y hurgaré en el subconciente de la memoria métrica, sin que ello signifique el abandono de los sueños en la memoria. Sé que alguien dirá ah de la vida, o tal vez atribuya esta despedida al humor mío, pero ha de saber que todo lo que nos rodea es un mero mercado de espejismos, menos grato que el Café Arcadia donde se sirve, en copas exquisitas, fuego con nieve. Como veis, las cosas no cambiarán mucho, porque, al margen de los días, seguirá habiendo antojos ultramar y una puerta falsa por la que seguiré sintiendo caricias perplejas o viajaré hasta la isla de Elca, el reino de Hansel en Baviera o el recién descubierto Japón de los libros. En definitiva, con una lágrima en el ojo izquierdo, que es el de las emociones inmediatas, me despido de todos vosotros para vivir los días de mis noches, tal vez con la imaginaria del alma. En cualquier caso, ha llegado la hora de dedicar el pasado que me espera a mi afición callada: una caña de pescar y el mar por montera.

Feliz Año 2011.


sábado, 25 de diciembre de 2010

La infancia como "locus amoenus" (o el nuevo libro de Siltolá)

Ayer, día de Navidad, terminé la lectura de Poesía para niños de 4 a 120 años. Antología de autores contemporáneos, editada por J. Cotta, J. Mª. Jurado y J. Sánchez Menéndez en el sello La isla de Siltolá. Sigue este hermoso libro la estela abierta por otros volúmenes de poesía para niños, aunque el mercado editorial suele producir libros "nominales": Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado, Rafael Alberti y Miguel Hernández, entre otros, han sido objeto de compilaciones o adaptaciones singulares para los más pequeños.
.....Pero este libro aspira a más. Es una antología de una cuarentena de poetas, y son poetas contemporáneos, todos vivos y algunos aún poco conocidos. He aquí su principal peculiaridad. Otra es la declaración de intenciones que figura en el título, su afán de ser compañía del lector desde que echa a andar con soltura hasta que, siendo centenario, deja las lecturas de este mundo. Y para ese viaje sí hacen falta alforjas, y la poesía es una de ellas. Así lo advierten los editores en el prólogo: "Si ponemos la semilla del poema en el corazón del niño, le habremos regalado al hombre un salvoconducto para abordar las afrentas de la vida" (p. 10). Y más adelante: [La poesía] "Es la banda sonora de una vida colmada" (p. 11). En estos dos principios reside buena parte del espíritu de este libro: la celebración de la vida a través de la infancia. Porque es este un libro para lectores "infantes", cualesquiera que sea su edad, pero también un libro sobre ese paraíso perdido. Desde el más veterano, el maestro García Baena, hasta el más joven, Tomás Rodríguez Reyes, los poetas se han colocado ante el espejo cóncavo del tiempo y han buscado al niño que aún se oculta detrás del cristal y que, pese a la deformación de la memoria, puede todavía conformarse con rasgos reconocibles y amables. Ello explica que estemos ante un libro de gran colorido, de vívidos paisajes exteriores en muchos casos, de luces que alternan en armonía con la amenidad de las sombras. He aquí, simplificada en sustantivos esenciales, la paleta de colores y tonos que hallará el lector: cielo (luz, nubes), agua (río, mar, lluvia, nieve), peces, pájaros (palomas, vencejos, ruiseñores), árboles, flores, evocaciones (amor, fantasmas, sueños, casas, familia, Navidad)...
.....La nómina de autores es riquísima: P. García Baena, J. Jiménez Lozano, Aquilino Duque, Mª. Victoria Atienza, Antonio Colinas, Eloy Sánchez Rosillo, Luis Alberto de Cuenca, Felipe Benítez Reyes... (aunque echo en falta a poetas tan señalados ya como Raquel Lanseros y Eduardo García) y el disfrute, garantizado para quienes aún creemos que la poesía alivia los pesares de este mundo. Me quedaría con muchos de estos poemas, pero quizás el que más me ha gustado sea éste del gran Antonio Colinas (p. 49):

POZO OSCURO DE LOS SUEÑOS

Amable duendecillo de los bosques,
remoto brujo, pájaro agorero,
hadas, amigos de mis horas dulces,
llevad lejos de mí este desamparo,
venid con vuestras pócimas y ungüentos,
cegad con varas mágicas el sol.
Pasan las noches y no cruza el cielo
la luna amarillenta de otras veces,
no queda el corazón estremecido
cuando, al amanecer, repican todas
las campanas del pueblo y los vencejos
chillan enloquecidos por la luz.
Amable duendecillo de los bosques,
remoto brujo, pájaro hechizado,
abrid el pozo oscuro de los sueños
y que las aguas milagrosas surtan
para los labios ávidos de amor.
Amigos todos de mis horas niñas:
librad al corazón de tanta sed.

jueves, 23 de diciembre de 2010

¿Feliz Navidad?

Aunque no hago apostasía de la tradición familiar en estas fechas, la Navidad nunca fue fiesta de mi agrado. Por más que el solsticio invernal active la reconquista de la luz por las huestes del Sol Invicto, el ejército de las sombras aún tardará en retroceder. Acontece, por tanto, en días oscuros. Oscuro es el recuerdo, cada vez más abrumador, de los muertos. Oscura la memoria de los vivos que nos siguen jodiendo la vida. Oscura la perspectiva del año venidero, del que sólo tiene noticia cierta el dios Jano. Oscura -por depauperada- la tradición de los regalos, pues el engendro Noel-Magos es la prueba indiscutible de cómo bajo el manto de la "interculturalidad" se abriga la globalización consumista. Oscuro el espíritu insolidario (Berlanga, maestro Berlanga). Oscuras las nubes con que los banqueros y los políticos han sembrado el horizonte de ayer. Por ello prefiero las fiestas de primavera, con cantos y ofrendas a la primitiva Ceres, a la Tierra, a Dea Dia. Pero, con todo, lectores habituales de estos Silenos, visitantes ocasionales y otras especies de blogueros, os deseo

FELIZ NAVIDAD


(Donatus Park nevado en 2009. Lovaina. Fuente: Silenos)

sábado, 18 de diciembre de 2010

Un microrrelato cruento

EL ENCARGO

Son dos, ocultan indicios de crímenes en la mirada y tienen el paso envalentonado de quienes van a ejecutar un encargo. Siempre actúan juntos, son expertos inmoladores a sueldo que se emplean a fondo en estos días grises de Adviento, sin que nadie descubra en su oscuro tránsito dual el más mínimo atisbo de un oficio reprobable. Después de vigilar durante semanas a la víctima, deciden a la par el dónde y el cómo, aguzan los instrumentos y rezan una plegaria para aplacar con el sacrificio no se sabe a qué sedienta divinidad. Cuando llega la hora, uno sujeta con fuerza al desdichado, cuyas pupilas negras ya contemplan su muerte a manos de aquellos hombres desconocidos. Entonces el otro eleva el puñal despacio, respira hondo y lo clava hasta la empuñadura en el pescuezo del pavo, que siente cómo las patas le flaquean, cae de costado y el alma que le negó el Cielo se le escapa alada hacia el infierno del horno.

(Imagen: utensilios domésticos. Museo de Heraclion, Creta. Fuente: Silenos)

jueves, 16 de diciembre de 2010

De lecturas: Calders, Walser, Swift

Ando leyendo en estos días cuentos de Pere Calders, cuyo sentido del humor me parece envidiable, sobre todo en los relatos de conflictos y enredos comunitarios, como "La rebelión de la azotea". Calders, además, es autor de microrrelatos, varios de los cuales han sido recogidos en la edición de Anagrama que tengo (Ruleta rusa y otros cuentos), como, por ejemplo, "El árbol doméstico". Un hallazgo. He comenzado una novela corta que, debo reconocer, no me ha seducido para continuar con su lectura: El paseo, de Robert Walser. Representante de ese subgénero de la flânerie (o paseos), posee un tono irónico algo simplón que, a mi modo de ver, la perjudica. Y quizás sea este aspecto insustancial el que me ha hecho relegarla. Esta noche probaré suerte con El país del agua, de Graham Swift, que viene recomendada por mi mujer, lectora fina que acertó al regalarme los cuentos de Calders.


(Pere Calders, en la magnífica fotografía de 1984
de Isabel Steva Hernández (Colita). Fuente: Colita/Corbis)


miércoles, 15 de diciembre de 2010

Un microrrelato sobre la tierna infancia

AMPUTACIÓN SIN CIRUGÍA

Primero me ha amputado las dos piernas y luego, los dos brazos. Sin miramiento, con la violencia propia de quienes no padecen con el dolor ajeno. Ahora intenta desenroscarme la cabeza, pero le está costando un poco porque no se esperaba que mi cuello fuese tan resistente. Si lo consigue, ¿a qué me enfrentaré después? ¿Qué me tiene reservado esta niña diabólica, cuya lengua viperina le asoma por la comisura de los labios? Con lo contenta que me puse cuando entró en el cuarto con los vestiditos nuevos.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Homenaje a Carlos Edmundo de Ory


El lunes 20 de diciembre la familia y amigos, bajo la batuta de Jesús Fernández Palacios, homenajearemos en Cádiz a Carlos Edmundo de Ory, el último poeta elegido por las Parcas. Será en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras, a las 19,30. No dejéis de ver el programa: a los escritores Félix Grande, José Ramón Ripoll, Jaume Pont, Rafael de Cózar, Juan José Téllez, José Manuel García Gil y Jesús Fernández Palacios se suman los cantautores y músicos Luis Eduardo Aute, Fernando Polavieja, Fernando Lobo y Juan Luis Pineda. Los amigos cercanos no tenéis excusa para no asistir; los lejanos seréis acogidos con los brazos (y los versos) abiertos.


viernes, 10 de diciembre de 2010

El Gran Sillón de la RAE en disputa

La Real Academia España estará en breve descabezada y anda por ello en estos días deshojando la margarita de quién sustituirá a Víctor García de la Concha, el director saliente. Tres sillones pujan por el Gran Sillón: D (Darío Villanueva), h (José M. Blecua) y k (José A. Pascual). No sé qué votarán los ilustres académicos en la segunda votación que tendrá lugar la semana que viene (ayer ninguno alcanzó la mayoría absoluta), pero sospecho que Villanueva juega con ventaja: su letra tiene mayor dominio en la región de las letras españolas que la minusválida h y que la esporádica k. Añádase a ello que su sillón es mayúsculo y los otros dos son minúsculos. Y obsérvese además lo siguiente en la figura de las susodichas letras: las tres orientan sus relieves hacia la derecha, pero, mientras que la D presenta una turgencia, a modo de barriga, harto poderosa, indicio de un claro estado de bienestar, y se mantiene estable sin necesidad de muletas, la h y la k no sólo son cuerpos raquíticos, sino que además precisan de un miembro para apoyarse y tenerse en pie. Por todo ello, parece claro que Villanueva reúne más condiciones para ganar. Aunque, tratándose de la RAE, nunca se sabe.

(Emblema de la corporación de 1868)

lunes, 6 de diciembre de 2010

Un microrrelato ordenado


SÍNDROME DE ESTOCOLMO

Me ordenaron que los acompañase y, extrañado, obedecí. Me ordenaron que entrase en aquel vehículo y, asustado, obedecí. Me ordenaron que me desnudase en aquella sala inhóspita y, temblando, obedecí. Me ordenaron que me tumbase sobre aquella mesa fría y, tiritanto, obedecí. Cuando me ordenaron que no respirase y permaneciese quieto, obedecí sin sentir ya nada. Y estaré eternamente agradecido a aquellos seres extraños por poner orden en el mayor de los desconciertos.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Un microrrelato con rúbrica


LA FIRMA DEFINITIVA

No es el notario marbellí persona que se inquiete fácilmente. A lo largo de treinta años de profesión ha estampado su rúbrica en cientos de documentos de transacciones importantes: apartamentos de lujo adquiridos por empresarios adúlteros, chalés exclusivos con helipuerto e hipódromo domésticos, yates de eslora inabarcable con grifería áurea, créditos hipotecarios millonarios para promotoras prometedoras… Pero la venta de hoy es diferente, porque hoy el notario va a obtener la contrapartida de su vida. Por eso hoy el notario está inquieto. A la hora en punto, el Diablo acude a la cita con su pluma de oro.

(La imagen está tomada de www.todocolección.net)

miércoles, 1 de diciembre de 2010

De vez en cuando, un anónimo


La red tiene esas cosas: que hay muchos necios parapetados detrás del anonimato. De vez en cuando recibo algún comentario sin firma que rezuma mala leche, y lo tiro directamente a la papelera, no sin antes responderle con algún dardo. Me pregunto por qué hay gente que pierde el tiempo con estas majaderías. Salvo un par de personas, creo no haber alimentado enemistades. ¿Proceden de este ínclito par? Es posible, pero no es justo atribuir la ponzoña sin pruebas. En caso de que no sea así, menos entiendo que alguien, acaso al otro lado del país o del planeta, sienta placer escribiendo mamarrachadas contra un perfecto desconocido. Acepto cualquier crítica sobre lo que escribo en este blog, y las publicaré siempre que se adornen con esa extraña prenda en estos días que es el respeto y vengan rubricadas. La basura, en cambio, sólo cabe en la papelera.

(Gárgola del Museo de Cluny, París. Fuente: Silenos)

martes, 30 de noviembre de 2010

Siltolá suma y sigue

Nuevos frutos maduros en esa isla misteriosa que es Siltolá:

Poesía para niños de 4 a 120 años Antología de autores contemporáneos), ed. de Jesús Cotta, José Mª Jurado y Javier Sánchez Menéndez.

Esta obra incluye poemas éditos e inéditos de: Pablo García Baena, José Jiménez Lozano, Aquilino Duque, María Victoria Atencia, Antonio Carvajal, Antonio Colinas, Miguel d'Ors, Fernando Ortiz, Eloy Sánchez Rosillo, Ángel Guache, Luis Alberto de Cuenca, Javier Salvago, Julio Martínez Mesanza, Ana Rossetti, Rafael Adolfo Téllez, Víctor Jiménez, Manuel Gahete, Juan Cobos Wilkins, José Julio Cabanillas, Elías Moro, Pedro Sevilla, Juan Ramón Barat, Felipe Benítez Reyes, Jesús Aguado, Ramón Simón, Amalia Bautista, José Mateos, Pilar Pardo, Mercedes Escolano, Javier Sánchez Menéndez, Abel Feu, Juan Bonilla, Juan Antonio González Romano, Jesús Cotta Lobato, José Luis Piquero, Olga Bernad, Ángel Mendoza, Enrique García-Máiquez, José María Cumbreño, José María Jurado, Miguel Agudo, Diego Vaya y Tomás Rodríguez Reyes.

Revista de Poesía, 3:

Colaboraciones e inéditos de: María Victoria Atencia, Luis Alberto de Cuenca, Fernando Iwasaki, Carmelo Guillén Acosta, Elías Moro, Pedro Sevilla, Inmaculada Moreno, Mercedes Escolano, Antonio Rivero Taravillo, Olga Bernad, Jesús Jiménez Domínguez, Juan Manuel Macías, Cristián Gómez Olivares, Corina Dávalos, Rocío Arana, Ignacio Escuín. Críticas y reseñas de José Luna Borge, Elena Almeda, Rafael Adolfo Téllez, Juan Manuel Macías, José María Jurado, Tomás Rodríguez Reyes y Julio Ariza.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Josep María Castellet y la libertad creadora


Leo en El País de hoy la entrevista que Juan Cruz hizo a Josep María Castellet, el visionario de antaño y fracasado de ahora -según sus propias palabras-, una semana antes de que le concedieran el Premio Nacional de las Letras. Entre la hojarasca política española, el calentón coreano y otras noticias nada amables, la entrevista a Castellet es lo único impreso que merece la pena en esta mañana de domingo azul y fría. Porque siempre es grata la memoria, "que permite evitar la nostalgia", de los amigos (Manuel Sacristán, Carlos Barral, Jaime Gil de Biedma, Joan Fuster, Terenci Moix...), cuyas voces han reclamado in absentia ser reunidas en un libro: Seductores, ilustrados y visionarios. Ahí luce "el esplendor del fracaso" faulkneriano, consecuencia, entre otras cosas, de una entrega de los amigos a la política que rebajó su pulso intelectual. Ahora Castellet relee a José Ángel Valente, a Ángel González y reconoce que equivocó el rumbo cuando hizo su prólogo, con exigencias de poesía socialrealista, a Veinte años de poesía española. Este otro Castellet, rodeado de la danza espectral de los amigos, morador de una isla que ya es octogenaria, sabe ahora que la creación literaria debe ser "completamente libre, y el crítico también tiene que ser libre. Es el gozo de la libertad..." En esta mañana de domingo azul y fría, la conversión de Castellet me trae al recuerdo la larga discusión, a ratos agria, que se produjo hace días a bordo de La nave de locos, la bitácora de Fernando Valls, sobre el dogmatismo y la libertad creadora en el cuento, discusión que, sospecho, aún arrastra su estela.

(Fotografía: Josep María Castellet, de Consuelo Bautista, El País (6/01/2007)

jueves, 25 de noviembre de 2010

Una reseña de "No quieras ver el páramo"


Hoy el suplemento Artes y Letras de El Heraldo de Aragón publica una reseña de No quieras ver el páramo, firmada por Olga Bernad y reproducida en su blog Los otros.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Premio cervantino para Ana María Matute


La margarita ya ha sido deshojada: desde hace pocos minutos Ana María Matute es Premio Cervantes de las Letras 2010. José Manuel Caballero Bonald y Juan Goytisolo seguirán en próximas quinielas. Más información AQUÍ.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Un microrrelato con mucho miramiento


VOYEUR

A mi padre, que siempre navega

.....Delante de sus ojos, el mar del mediodía comprime sus márgenes y se encierra en el círculo de cristal. Tres puntos de color flotan dentro, sobre las olas relumbrantes. En el más cercano, el matrimonio del velero blanco hincha las velas arriadas con el soplo de sus aspavientos. Hasta en tres ocasiones, cuenta el observador, se repite la escena: el hombre, apoyado en una muleta, lanza una andanada de reproches contra la mujer y, sin dejar que ella replique, le da la espalda bronceada. Recuperados argumentos y fuerzas, se vuelve y la emprende de nuevo contra la mujer, que, sentada en la popa y cubierta con un sombrero de paja, guarda impasible silencio.
.....No mucho más allá, a la izquierda según la mirada del observador, un padre y sus dos hijos disponen aparejos y cañas mecidos por las ondas suaves. Atareados en la faena, a bordo de un barco rayado en azul y rojo, el padre les advierte de los sinsabores de la pesca y les enseña cómo la experiencia del marinero se forja percance a percance, zozobra a zozobra. Sin dejar de trajinar a bordo, los hijos asumen la lección con respetuoso silencio.
.....Más distante, entre los pescadores y el horizonte según la mirada del observador, un barquito neumático de color naranja navega a Poniente arrastrado por el flujo incontenible. Dentro hay un adolescente en bañador que alza las manos al cielo saludando y saludando hacia tierra, en dirección a la playa, donde cuatro chicos le devuelven los saludos y una chica corre por la orilla relatando la gesta de su amigo por el teléfono móvil.
.....Pero tal vez nada sea como parece. La realidad penetra en las lentes y se deforma en el tránsito estrecho de los tubos cilíndricos, hasta llegar mudada a la retina. Cansado del espectáculo, el observador abandona la terraza frente al mar y guarda los prismáticos en el cajón. Al expandirse la imagen, los tres puntos de color se pierden en la llanura azul. En el velero los jóvenes actores siguen ensayando la obra de Tenesse Williams, el patrón abronca a los jóvenes inexpertos por su negligencia en las artes pesqueras y el adolescente llora perdido, mientras en la orilla la chica ha logrado por fin alertar por teléfono a la patrullera de Salvamento Marítimo.

La dispersión que nos une


Hay días en que nos levantamos de la cama dispersos, con la extraña sensación de que cada miembro de nuestro cuerpo aspira a un fin distinto, a metas entre sí irreconciliables cuyo poder de atracción, a poco que nos descuidemos, acabarán desmembrándonos. Hoy, por ejemplo, domingo de cielo esplendente en Cádiz, me he sentado en el estudio con intención de escribir. Mientras tecleo esta entrada, no puedo evitar que mi mirada se desvíe hacia la gran ventana que tengo enfrente, tan cruzada por las gaviotas que resulta imposible olvidar que vivo en las alturas. Al mismo tiempo, desde la mesilla del dormitorio reclama silenciosamente mi atención Lo bello y lo triste de Kawabata. Pero tan pronto decido seguir su lectura, me digo que lo que me apetece de verdad es releer un puñado de buenos versos, y me dirijo a la librería donde se aprietan, codo con codo (y a veces a codazos) los poetas. Voy de Salinas a Prévert, de Baudelaire a Margarit, de Quevedo a Spenser. Abro Paroles, de Prévert, en la edición francesa de Folio Gallimard, y leo:

.....Une hirondelle vole dans le ciel
.....vole vers son nid
.....son nid oú il y a des petit
s
.....[...]

Y ante de terminar el poema otra gaviota raya el cristal celeste de mi ventana. Busco la cámara
de fotos y me digo que la mañana dominical se presenta fotogénica, pero desecho la idea y me siento a escribir porque otro pájaro, desconocido y de alas inmensas, me sombrea el pensamiento. Guardo en borrador esta entrada... Mas el pájaro vuela de inmediato, en trío multiforme, con la gaviota gaditana y la hirondelle de Prévert... Parece que se dirigen al monte Arashi, desde donde me llama de nuevo el Oki de Kawabata. Quiero repasar un microrrelato giratorio, continuar la historia dilatada de unos gigantones que me quitan el sueño, revisar un par de poemas en barbecho, corregir el borrador de una conferencia, escribir una entrada para que los Silenos sigan bailando... Todo ello mientras la mañana, amorosa y fugitiva, me espera tendida al sol.

(Imagen. Jacques Prévert. Fotografía que ilustra la cubierta de Paroles, Gallimard)

jueves, 18 de noviembre de 2010

Un microrrelato de Ángeles Prieto


Me envía Ángeles Prieto este microrrelato afrancesado, que los Silenos acogen para disfrute de sus lectores.


THERMIDOR

.....Cuando el riachuelo de sangre desbordado alcanzó las cuatro esquinas de la plaza de la Concordia, el hercúleo Samson alzó la hoja con esfuerzo y dio por concluido su trabajo, sin saber que aquel sería su último día. Y su última noche. Pues espíritus, fantasmas y otras ánimas en pena por él creados, dóciles criaturas de su memoria hasta ese mismo instante, se rebelaron con estruendosos gritos que le impidieron dormir, y con el mandato de que debía acompañarles con premura, por lo que Samson sufrió un infarto fulminante.
.....No pudo enterarse de que los lideraba un rabioso Robespierre, recién decapitado. Ni tan siquiera supo que, sin su eficiencia, la Revolución Francesa había terminado. Pues aunque algunos abogaron por la vuelta a la justicia y a los derechos humanos, más verdad fue que su maldita cuchilla pesaba demasiado.

Autobiografía de Ángeles. Aprendiz de escritora. Alegre gaditana bendecida con el privilegio de haber estudiado vida, andanzas y literatura con Daniel Moyano, se esfuerza en mejorar y publicar antes de alcanzar la vejez, ahora llamada edad terciaria. Licenciada en Historia por la Universidad de Cádiz, doctoranda en infumables sermones del siglo XVIII, ejerce actualmente de profesora de educación vial recitando sermones, igual de infumables, a fin de que los motorizados adolescentes de su provincia usen casco de protección, respeten las normas y no atropellen a nadie. Últimamente ha conseguido publicar en la prestigiosa revista Clarín de Oviedo, quedar segunda en el concurso de cuentos “Ciudad de Huesca” y disfrutar de la amistad literaria de los mejores poetas y cuentistas del país.

martes, 16 de noviembre de 2010

El flamenco más universal, si cabe


Hoy estamos de enhorabuena. El flameco ha sido reconocido como lo que ya era hace tiempo: PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.










(Imagen: tía Anica la Piriñaca (1899-1987), cantaora de Jerez)

Nuevos silenos

Estos silenos se acercan a las 50,000 visitas. Aprovecho para renovar su imagen y, de paso, la mía. Noviembre no es mal mes para remodelar la fachada.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Lluvia dominical y un microrrelato a propósito


La mañana se ha venido abajo en agua menuda, sigilosa, reticente a golpear el rostro desnudo de los edificios a pesar del viento sureño, bravucón en este repecho del otoño. Me acuerdo de la lluvia mansa de Blas de Otero en los soportales, de la lluvia-caricia en Gante, de la lluvia preludio de nevada en Lovaina, de la lluvia blanqueada y endurecida en Bruselas, de la lluvia escarchada en las calles de Berlín. Corría diciembre y 2009 aparejaba veloz la despedida. Esta lluvia de hoy, dominical y melancólica, es aquella lluvia de entonces, más envejecida, más indolente aún. Y yo la quiero viva, traviesa, corriente por las calles y chorreante bajo los balcones. Como la que imaginé en este microrrelato de Fuera pijamas:


MÍNIMA PRECAUCIÓN


Me asomo a la ventana, sigue lloviendo, no me atrevo a salir, el agua lo arrastra todo en peligrosas escorrentías, ahí va veloz una hoja de acacia camino del husillo, escucha el chaf chaf de esa cáscara de cacahuete que va golpeándose contra el borde de la acera, mira cómo baja empapado ese billete de autobús, desleída la memoria del trayecto, y esa pluma de paloma, ahora mustia caricatura del suave blancor que un día espejeó en el cielo. La lluvia en esta ciudad es mortífera, te lo advertí cuando te empeñaste en que trasladáramos aquí el hormiguero.

(Nevada sobre el Donatus Park, Lovaina. Fuente: Silenos)

viernes, 12 de noviembre de 2010

La suerte póstuma de la materia poética: Ory


Escribí esta reflexión cuando murió Mario Benedetti. Hoy, que lloramos la muerte de Carlos Edmundo de Ory, sigo preguntándome lo mismo.

A Jesús Fernández Palacios,
que tanto quería a Ory.


Cuando muere un poeta, ¿adónde van las voces interiores que nos hablaron a través de sus versos? Si un principio esencial de la química es que la materia no se destruye, sino que se transforma, ¿cuál es el destino de la fuerza endógena que alienta a un poeta? ¿Muere con él? ¿Retorna al Universo para deshacerse en moléculas infinitisimales? Quizás sí retorne a ese espacio infinito y allí aguarde su tranformación, para al fin inocularse en el espíritu de un poeta en ciernes, desconocedor aún de que ha sido invadido por este bendito veneno. Escribe Joan Margarit que entender un poema es un proceso de entrada y salida de una caja negra y que el lector entra desordenado en los versos y sale más ordenado. Creo que el poeta, en tanto que vive y escribe, es también una suerte de caja negra. Porque, ¿qué es su espíritu sino un receptáculo que acoge esa materia, la transforma y la expele mudada en los versos? Me gusta pensar que en algún lugar del Universo esperan turno las voces que no hace mucho ocuparon el espíritu carnal de José Ángel Valente, Ángel González, Mario Benedetti... y, el más reciente de todos, Carlos Edmundo de Ory. Quién sabe si en este mismo instante alguna de ellas...

jueves, 11 de noviembre de 2010

La música de Dolores Serrano suena en Costa Rica


Dolores Serrano, hermana del corifeo de estos silenos, hace música, la interpreta, la estudia, la enseña y la sueña. Anda Lola estos días otoñales de estrenos. Mañana viernes, 12 de noviembre, la fagotista costarricense Cindy Bolandi estrenará (estreno princeps) su obra Fagoteando (fagot solo), junto con otra obra del compositor Otto Castro: Memento mori I, II, III (fagot y electrónica). El acto será a las 19,30 en el Centro Cultural de España. Amigos costarricenses, no os lo perdáis. La música de Lola también deleita ultramar.

* * *
Y en la programación del VIII Festival de Música Española (18-28 de noviembre) podremos escuchar dos piezas suyas:

- el estreno absoluto de Nudos, a cargo de Nan-Maro Babakhanian (mezzosoprano) y el Trío Alaria (violín, violonchelo y piano).
Fecha y lugar: 20 de noviembre en la Diputación de Cádiz.

- la interpretación de Susúrrame al oído por el pianista Diego Fernández Magdaleno.
Fecha y lugar: 26 de noviembre en la Diputación de Cádiz.

Suerte, hermana, y que lleguen hasta aquí las notas costarricenses.

En la imagen, Lola (sexta por la derecha) en el estreno de Susúrrame al oído en el Auditorio de Madrid
(14 de diciembre de 2009). La fotografía es de Javier Ecay Ardanaz, presidente de la Fundación Ars Incognita

lunes, 8 de noviembre de 2010

Un microrrelato fragante


FLOR DE ORIENTE

Cada vez que una joven virgen alcanza la cúspide de su primer orgasmo, en los jardines de Cambalú, en los reinos del Gran Kan, abre su sol de cristales y estambres un ejemplar de la mayabonda, la flor más hermosa y misteriosa de Oriente. Una vez abierta, permanece fragante durante unos minutos. Después cierra sus pétalos, como se cierran los dedos prietos de una mano para no volver a abrirse, y se abandona a la muerte mecida por una brisa púrpura que sólo sopla en aquellas tierras remotas.
.....La vida de la mayabonda antes de este florecimiento repentino es desconocida, pues sólo al Jardinero Real del Gran Kan se le permite que escudriñe en sus secretos. Seducido por la leyenda, cuentan que un mercader veneciano osó traspasar el muro que protege este milenario vergel y, según testimonios fidedignos, rindió sus días bajo el sable del verdugo.

.....Los copistas sólo podemos transmitir de generación en generación las más verosímiles conjeturas, que el lector curioso puede encontrar en los bestiarios medievales y otros catálogos florales de Oriente. Las historias que circulan sobre emanaciones seductoras que han transgredido los límites del tiempo y el papel y han arrojado al abismo del Diablo a buenos y esforzados cristianos, son chismes y cuentos de viejas que no merecen ningún crédito.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Ayer, en las Libreras, sin pijamas

...

En la librería gaditana Las libreras se colgó el cartel de "no hay... más sillas". Unas setenta personas quisieron ser testigos de cómo me quitaba el pijama y me quedaba en la flor de la epidermis. Desde la atalaya en la que estábamos Ana Sofía (espléndida presentadora) y yo, veía llegar a amigos, incluso desde otras geografías, que se iban arracimando al fondo del local. Ana estuvo soberbia: dio una lección sucinta de narrativa breve y fue hilando, con la ironía y tino que la caracterizan, los temas centrales de los microrrelatos de Fuera pijamas: la muerte como factor de tensión narrativa, la tradición clásica, los miedos maternos y paternos, lo cotidiano observado desde el sobresalto, el humor...


Después de leer una selección, hablamos de los límites del microrrelato a la luz de formas muy cercanas, como la poesía -y especialmente el epigrama- o la fábula. Coronamos en acto como se debe, con vino, jamón y queso.


Para mí fue una tarde memorable, que prolongamos luego un grupo de magníficos hasta bien entrada la madrugada. Nunca esperé ver a tantos amigos arropando mi desnudez sin pijama. Mil gracias, familia y amigos (Luis T., Arturo, Salu, Tito, Toñi, Mª. Paz, Guillermo, Nieves, Cuco, Hipólito, Celi, Lourdes, Ángel, Mª. Ángeles, Charo, Luis G., Luis Ch., Mª. Carmen, Jesús, Ana, Beatriz, Antonio, Armando, Carmen, Ángeles...). Y gracias redobladas para las anfitrionas, las hermanas Raposo (Auxi, Mª. José, Lola, Susi y Pati), artífices del que ha sido el primero de los muchos actos que esta joven librería nos ofrecerá en días venideros.


Como podéis ver, en la mesa estaba, llegado desde Isla de Siltolá esa misma tarde para no perderse el acto, No quieras ver el páramo. Ya lo dije una vez: los libros se atraen y se emparejan, algo lascivos, a poco que nos descuidemos.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Acaba de salir de imprenta


Acaba de salir de imprenta mi libro de poesía, No quieras ver el páramo, publicado por Ediciones Isla de Siltolá. Acudid corriendo a las librerías, pero no os caigáis, que prefiero lectores íntegros. Una vez más, mi agradecimiento a Javier Sánchez Menéndez, que una vez pensó (espero que no se arrepienta) que mis versos tenían alguna gracia.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Desde que el alba...


Desde que el alba corre a presentarnos sus respetos un poco antes, recién despojados de las legañas que alargan la noche, no discierno el espacio de los sonidos. Hay sonidos nocturnos que se apagan durante el día, o permanecen activos en sordina, como ratones huidizos que buscan sus ratoneras. Y parece que también sucede lo contrario. Ahora, por ejemplo, oigo el run run de la lavadora y, más lejos, los bufidos metálicos de una grúa. ¿Quién puede asegurar que en la noche no mantengan su canto, suavizado para no despertar a los quejicas durmientes? ¿Quién puede decir con verdad que cada sonido se limita y recluye a su espacio de luz o sombra? Desde que el alba adelanta los sonidos y los ilumina, siento que la noche adelgaza sus paredes (a pesar de Caballero Bonald) y percibo cada vez más nítidamente el gorgoteo de sus tripas.

(Amanecer en Cabo de Palos, Murcia. Fuente: Silenos)

lunes, 1 de noviembre de 2010

Imágenes de la Granada oculta


Traigo de Granada frío vespertino y lluvia generosa en la Alhambra, después de visitar en el palacio de Carlos V una exposición con tapices, naturalezas muertas y odaliscas del Matisse que anduvo por tierras andaluzas. También os traigo imágenes no siempre visibles por los ojos falaces:


1. Balcones que flotan (el primero cual cometa) en una fachada aérea


2. Un carro que ensaya el difícil transporte de una piscina


3. Un jardín con 101 preces romanas



4. Edward G. Robinson esperando quién sabe qué negocio

miércoles, 27 de octubre de 2010

Otro microrrelato de "Fuera pijamas"


A la memoria de David Lagmanovich

LA LECCIÓN

Aunque la tarima es exigua y resbaladiza, el profesor pasea de un lado a otro su enésima lección. Gesticula solemne ante tan callado auditorio y diríase que acompasa la elevación del puntero con un cierto timbre de barítono. A intervalos regulares se detiene en el centro del entablado, mira circunspecto a los alumnos y grita señalando con el puntero: ¡tú!. El profesor hace preguntas que el viento sabiondo se lleva. Ante la vastedad ondulada del silencio, amenaza con suspensos y partes de indolencia y desacato. Ama su oficio y podría seguir impartiendo su lección toda la tarde, pero una voz insolente le recuerda que la cubierta del pesquero debe estar baldeada antes de anochecer.

Del capítulo "Oficios son amores", de Fuera pijamas.

martes, 26 de octubre de 2010

La isla y la poesía


Nuevos poemarios en Isla de Siltolá. Aquí.

lunes, 25 de octubre de 2010

De Montcada


Como ya sabéis, el pasado 15 de octubre presentamos Fuera pijamas en Montcada (Barcelona). Fue un acto grande para un libro pequeño, primicias de una cosecha vacilante. Me sentí cómodo entre amigos (Lluís, Laura, Pilar, Silvia, Sonia, Pedro...), feliz de volver a la ciudad que se fijó en mí hace dos años y me retó a que escribiera un libro de microrrelatos, quizás para cerciorarse de que detrás del premio había algo más que una aparición mariana, quizás porque temía que un autobús circular no hace primavera. Leí algunos microrrelatos, temeroso de que estas piezas mínimas no estuviesen a la altura de las exigencias de los lectores. Pero hubo general asentimiento y común aceptación. Y hasta intervino Pedro Herrero, sentado en primera fila, para comentar con su habitual perspicacia el relato que da título al libro. En la mesa, Sonia Hernández, miembro del jurado de aquel certamen (junto con Juan Antonio Massoliver y Fernando Valls), hizo un preámbulo certero y enjundioso del libro, sugiriéndome la lectura de algunas historias que le habían gustado. No menos atinada fue la intervención de Lluís Maldonado, director del acto y alma máter de la vida cultural montcadense. En primera fila, Laura Grau, discreta como siempre, asistiendo al nacimiento de un libro que debe mucho a su competencia y desvelos. Y sí, Pedro, voy a hablar de la foto de la cubierta. Porque no sólo me sentí primerizo yo con mi opúsculo, sino también una joven de 17 años, Jessica Vega Manjón, a la que Lluís encargó, con toda generosidad, el proyecto de una fotografía que diera luz y cuerpo al libro. Y lo hizo con los temores propios del principiante, pero con la pasión de quien cree haber encontrado un camino anchuroso, una invitación a caminar. Gracias, amigos de Montcada, por esta tarde memorable.

(En la foto, Mª. Elena Pérez, alcaldesa de Montcada i Reixac,
un servidor, Sonia Hernández y Lluís Maldonado)

sábado, 23 de octubre de 2010

Mapa abajo


Regreso de Alcañiz (Teruel) mapa abajo, como quien se deja caer despacio por el resbaladero de un parque vespertino. Regreso más cansado, con más peso fuera y acaso también dentro. Regreso porque siempre se regresa, porque, si no se regresara, la partida estaría incompleta: los humanos no sabemos vivir al margen de la circularidad. Dejo allí ciencia y amistad, y algunos reencuentros que valen su fugacidad en oro. Mientras el tren me zarandea por los campos de Córdoba, sigo regresando, mapa abajo, con los pies ya levantados para recibir el saludo de otra tierra.

(Ayuntamiento de Alcañiz)

jueves, 14 de octubre de 2010

En la encrucijada no sólo duda Hércules


Queríamos ser adultos y ya empezaba a escapársenos la vida. ¿Crecer para qué? ¿Para ver pasar los postes, los árboles, las lomas y los caseríos sin poder atraparlos un instante? ¿Para descubrir que al tomar un camino en cada encrucijada estamos renunciado a otros acaso más anchurosos y umbríos? ¿Por qué viajo en tren hacia el norte y no hacia el sur, África adentro, o hacia el este, camino de las estepas insondables? ¿Por qué me hago estas preguntas y no otras, como, por ejemplo, qué nueva chocolatería conoceré en la ciudad a la que voy porque un día tomé un tren camino de esa ciudad? Ayer me desperté niño y hoy no consigo recuperar el sueño.

miércoles, 13 de octubre de 2010

domingo, 10 de octubre de 2010

Un microrrelato de "Fuera pijamas"


Éste es uno de los ochenta microrrelatos incluidos en Fuera pijamas.

ANÁBASIS

Desde que hago el amor de la mano de Virgilio, siento que mi vida sexual es plenamente satisfactoria. Es una de las consecuencias de mi devoción por Dante. Al iniciar el descenso a la cueva oscura, me dejo guiar por el poeta mantuano a través de las primeras sombras infernales. Mientras descendemos por la pendiente del Inframundo, compadeciéndonos de la aflicción de los desdichados que allí moran entre lamentos, me digo para animarme que un gran gozo por venir bien merece este dolor pasajero. Luego un fogonazo de luz me recibe empapado en la orilla de una playa y comienzo la subida hacia la cumbre por los peldaños de la purgación y la esperanza. Como Virgilio me abandona para regresar a la confusa morada del Limbo, continúo el viaje solo, suspendido en volandas hacia el centro de la rosa donde palpita el corazón del fuego cegador. Ya mi Beatriz acaricia el final de su espera, me abraza y muerde con sus labios los míos, ya siento muy cercano el Empíreo, ya me remolinea el vórtice que ha de proyectarme, exhausto y renovado, de vuelta a la soledad del dormitorio.

(Dante en el Bosque Oscuro. Ilustración de Paul Gustave Doré)

Hoy José M. Benítez Ariza ha escrito sobre Fuera pijamas en su Columna de humo.

viernes, 8 de octubre de 2010

Aprender a escribir sin escuela


La sala de duelo se ha llenado de visitantes, cariacontecidos y fugaces. Delante del cristal, dos hombres de edad trabajada contemplan al difunto, rejuvenecido en su último atuendo, acaso sonriente debajo del bigotito. Uno de ellos suspira y baja aún más la voz:

- Era analfabeto a medias, porque durante la mili aprendió a escribir solo, sin más maestro que la constancia y la vigilia. Juntaba las vocales como quien junta los dedos, hasta componer las palabras que veía en los letreros: COMEDOR, FURRIEL, GUARNICIÓN, RETRETE... Lo hizo para poder escribir a su novia y no tener que pedir a nadie que le escribiera o leyera la correspondencia. Aprendió a escribir por amor...
- Y por dignidad, que era muy digno cuando quería.

Los dos hombres vuelven la mirada silenciosa al finado y salen juntos de la sala, no sin antes besar a la viuda, que les pregunta de qué conocían a su difunto esposo).

jueves, 7 de octubre de 2010

Invitación







sábado, 2 de octubre de 2010

Un poema de Carmen Moreno


............... ... ......"La angustia es esa nada
................... ...........que de pronto florece
..........................................en la oquedad"

.........................................Claude Maillard


salir
del miedo del llanto del dolor
salir
a la superficie
.............romper el círculo
aún escribo para sobrevivir
sobrevivirme
y reaparecer
desnuda ante mis miedos

Del libro Cuando Dios se equivoca, a cuya presentación en la sala Pay-Pay de Cádiz asistí el pasado jueves. Fue un acto donde la poesía convocó a dos almas cercanas: la música y la escena. Todo ello sazonado con el limón de la ironía. Lástima que tuve que marcharme pronto. La noche cálida prometía. Carmen Moreno es autora de varios libros de poesía y posee varios premios nacionales de relato corto. Dirige el blog literario Letratlántica. Podéis ver más información AQUÍ.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Los libros nuevos se atraen


Como los pesares, las alegrías también vienen juntas (mientras escribo esto suena en mi estudio el Gloria de Vivaldi). Ando todavía recogiendo los pijamas y me llegan las cubiertas del poemario No quieras ver el páramo. Es mi otoño un mes de salto sobre salto, que es lo mismo que un sobresalto continuado. Quienes aún no conozcáis Siltolá Poesía, admirad el exquisito diseño y la bella tipografía de estos libros, acaso los más cuidados de cuantos se publican en la España poética. Un honor que debo al espléndido tándem que forman Javier Sánchez Menéndez y Abel Feu. Mi agradecimiento.

viernes, 24 de septiembre de 2010

"Fuera pijamas" más cerca aún


Sólo tres días después de que anunciara la presentación de Fuera pijamas me llega esta foto desde Montcada, por gentileza de Laura y Silvia, donde puede apreciarse cómo el libro ya se ha hecho carne. La presentación será el 15 de octubre en

Casa de la Vila
Calle Major, 32
Montcada (Barcelona)
7,30 h.

Texto de la contra-cubierta:
. .
La realidad oculta en sus relieves minúsculas imágenes de lo extraño y lo fantástico, pero también escenas de lo cotidiano que, por su sencillez, se nos escapan discretas con el flujo de las horas. Para ver las primeras, es menester mirar la realidad con los ojos del inconforme; para valorar las segundas, basta detenerse un instante y recordar que lo simple y ordinario se sustenta con frecuencia en los más sólidos fundamentos. Al servicio de esa doble indagación, los ochenta microrrelatos de Fuera pijamas contienen historias muy diversas, como el florecimiento de varios energúmenos en el alféizar de una ventana, los problemas de eyaculación de un amante, los secretos de una novicia, la extraña enfermedad de un noble, la insólita rebelión de una ciudad, el amor por su oficio de un interventor, el vuelo ilusorio de un saltimbanqui inmigrante, la batalla secular de un copista medieval, la inquietante fiesta de unas peluqueras, el viaje postrero de un autobús circular, la rebeldía de un perro ante el triste final de su amo, el doloroso nacimiento de Venus en la pintura de Botticelli…

jueves, 23 de septiembre de 2010

"Sileno". Un poema de Francesc Cornadó


A propósito del título de este blog, me manda Francesc Cornadó un poema de su libro Odis, venjances i altres traçats geomètrics. Al final lo tenéis en el original catalán. Gracias, Francecs.
...
...
SILENO

Un plomo de hostilidad
le dobla la espalda.
Extendido boca abajo,
sobre la tierra baldía,
el vientre hinchado del sileno
se deforma y dibuja
la imagen asquerosa
de suciedad y sudor.

El pene embarrado,
eternamente erecto,
fuera de toda medida,
no ayuda al equilibrio
de su embriaguez crónica
y lo hace esclavo contrahecho
por el deseo violento
que apunta al futuro.

En el monte antiguo
la humedad ahogaba
los alaridos de sátiros y silenos,
los monstruos primigenios
huérfanos de razón y fuego
que nada conocían
de trazados regulares
ni de las geometrías

para construir la torre
soberbia de Babel,
la que hicimos nosotros,
la de piedra granítica,
que nos confundió las palabras
y dijimos amor
y queríamos decir ira
y beso en lugar de cólera.

El caos de la torre,
la maraña de la palabra,
también nos trajo la guerra,
el odio heredado de los sátiros,
la eterna noche de siempre,
la de los lobos que también
atacan a causa de las palabras,
bajo los muros de Babel.




original en catalán

Silè

Un plom d?hostilitat
li doblega l?esquena.
Estès bocaterrosa,
damunt la terra eixorca,
el ventre inflat del silè
es deforma i dibuixa
la imatge fastigosa
de brutícia i suor.

El penis enfangat,
eternament erecte,
fora de tota mida,
no ajuda a l?equilibri
del seu vell embriac
i el fa esclau contrafet
pel desig violent
que escampa pel futur.

En el forest antic
la humitat ofegava
els esgarips dels sàtirs,
dels monstres primigenis
orfes de raó i foc
que res no coneixien
dels traçats regulars
i les geometries

per a bastir la torre
superba de Babel,
la que vam fer nosaltres,
la de pedra granítica,
que ens va confondre els mots
i diguérem amor
i volíem dir ira
i bes en lloc de còlera.

El caos de la torre,
l?embull de la paraula,
també ens dugué la guerra,
l?odi heretat dels sàtirs,
l?eterna nit de sempre,
la dels llops que també
ataquen per els mots,
sota els murs de Babel.

(Estatua de Sileno ebrio en el Louvre. París. Autor desconocido)