jueves, 12 de marzo de 2009

Andrés Neuman en Cádiz (y II)


Como estaba previsto, Felipe Benítez Reyes ofició de presentador de Andrés Neuman, que traía a Cádiz su poemario Década (1997-2007). Benítez Reyes destacó que Neuman es un escritor "felizmente versátil", mas no porque la versatilidad sea en sí misma una virtud, sino porque en Neuman versatilidad y solvencia andan parejas, lo cual es un mérito que no suele adornar a escritores tan jóvenes. Despúes Neuman tomó la palabra y, con una voz de agraciado timbre para la recitación poética, leyó una selección de poemas, intercalando de vez en cuando alguna anécdota o reflexión. En general me gustaron sus versos, dotados de una emoción sencilla y aparentemente coloquial. Sin embargo el acto resultó frío, a pesar de los intentos del escritor por atemperar el ambiente. El último verso de cada poema dejaba una estela de silencio en el auditorio (acaso una veintena) que hizo que Neuman preguntara burlón si era por respeto o aburrimiento. Uno ya ha asistido a muchos actos como éste y no puede evitar comparar presentaciones. Ayer eché en falta algo que nos regaló prolija y sabiamente Joan Margarit el mes pasado: una visión, siquiera sucinta, sobre su percepción del quehacer poético y sus gustos estéticos como lector. La única pregunta que se le hizo iba en esta dirección, a la que Neuman respondió con un breve listado de los autores que habían influido en él (César Vallejo, Juan Ramón Jiménez, Keats...) y con la lectura de un poema a modo de poética. Así se cerró el acto. Demasiado frío para la calidez de su poesía.

1 comentario:

Mery dijo...

Vaya, una pena que la frialdad del acto no haya dado pié a esas perlas como las que te hizo anotar Margarit. Las esperaba desde que lo anunciaste.
En fin, no todo el mundo vale para todo. Leeremos sus poemas sin mas.
Un abrazo