martes, 20 de enero de 2009

Obama: muerte de un dios


Nunca antes había congregado tanto gentío la toma de posesión de un presidente, ni americano ni de ningún otro lugar. Nunca antes tanta gente en todo el mundo había asistido en directo a la muerte de un dios y al renacimiento de un hombre. Un hombre, a la postre, como el que se va por la puerta trasera camino de Texas. Ojalá éste sea capaz de ver a los demás a su altura.

No hay comentarios: