miércoles, 12 de noviembre de 2008

García Montero y la Universidad de Granada


Luis García Montero abandonará la Universidad de Granada como respuesta a la sentencia que le condena a pagar 1800 euros de multa y 3000 de indemnización a su colega de departamento José Antonio Fortes. Aunque asume la sentencia (por no alargar el proceso), ya no se siente cómodo en el "ambiente" universitario. La noticia es nefasta, porque la UGR pierde a un excelente docente e investigador, reconocido sobradamente por sus propios alumnos. Es el colofón a una historia de desencuentros entre ambos profesores, en la que siempre ha planeado la sombra de Lorca (un "fascista" para Fortes). Uno se pregunta si las autoridades universitarias de Granada han hecho todo lo posible para evitar que un asunto con bastante calado académico (la polémica se trasladó a las clases) acabara en los tribunales. También se pregunta si en casos como éste la libertad de expresión sólo ampara al que corre primero al juzgado de guardia. Más información en El País, El Ideal, El Cultural y en el blog Una temporada en el infierno, donde se indaga en otros trasfondos de este enfrentamiento. Más en Diario de hoy.

13 comentarios:

JPQ dijo...

Hola, colega... estás en todo...

Q.-

Triana dijo...

Absolutamente imposible de creer.

Creo que no hay mas comentarios.

Triana

Miradme al menos dijo...

Es muy triste que la universidad española pierda a personalidades como esta, amantes apasionados de la literatura y de su docencia. ¡Cuántos alumnos ya no recibirán su magisterio! Una pena, la verdad.

Blog de Paco Piniella dijo...

Los dos sabemos Antonio que la política universitaria tiene más de política que de universitaria... además con lo que ello lleva consigo de cuchilladas, engaños,... Es una pena que un poeta se aleje de donde debe estar la fuente del conocimiento para tantos jóvenes.

Juan Manuel Macías dijo...

Muy bien el texto, Antonio. En qué país vivimos si los mediocres ganan con impunidad. Además, qué manía les ha entrado a algunos con satanizar a Lorca. El tiempo haá justicia, como es su costumbre. Un abrazo.

Isabel Romana dijo...

Me puedo imaginar el estado de ánimo de García Montero. Pero creo que acierta en su decisión: uno no debería estar allí donde le han demostrado que no lo quieren. La universidad sin duda pierde, pero quién sabe si no ganaremos todos los demás. Saludos cordiales.

Olga B. dijo...

Y a qué cosas dedican algunos las clases. Tiempo perdido: cuando nadie se acuerde de esta sentencia ni del nombre de los que ahora se dedican a sacarle pelos a la calavera de Lorca, se seguirán leyendo y admirando sus poemas. Lo malo es que el tiempo se pierda con el dinero de los contribuyentes. Y luego, todas estas cosas... qué triste.
Saludos.

Marco Valerio Corvo dijo...

Buenas, precisamente me han enviado esta mañana un pliego para que firme, y me he quedado noqueado .... Pero no me sorprende nada, en un país como éste (y en cualquiera). Le alabo el gusto al profesor García Montero. ¿Como dar clase en un antro que consiente sucesos como éste y mantiene en su seno a inviduos como el provocador? Y si "ellos" son las "élites", solo podemos imaginar como puede ser el resto. Mi enhonrabuena al Profesor por salir de esa pocilga, y mi condolencia para todos sus alumnos.

Marco Valerio Corvo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mery dijo...

No sabía nada de este enfrentamiento, así que voy a leer los enlaces que has dejado aquí.
A todas luces, una pena y un desatino.

José Manuel Serrano Cueto dijo...

Ay, las universidades... Andan revueltas, ¿no? Siempre lo han estado... Y es que no se pueden decir ciertas cosas, parece ser.

Me viene a la cabeza cierta carta, firmada por intelectuales del cine muy cejijuntos, que arremetían contra El País por tener en sus filas a Carlos Boyero (tipo con el que no suelo estar de acuerdo ni en formas ni en contenidos), quien da su opinión, visceral y "jodedora", pero la suya. Estos intelectuales que digo, muchos de ellos (¿quizás la mayoría?) progres de pro (por al cubo) pretendían que un periódico sesgara la libera de expresión de un tipo que se dedica a opinar. Cosa más rara, ¿no?

santi dijo...

Garcia Montero ha dicho este fin de semana en El País que está estudiando recurrir la sentencia porque le pica la responsabilidad de no defender el derecho a la libertad de expresión. Ojalá recurra. Lo de la Universidad tiene un arreglo más complicado, aunque hay quien ha sugerido que la de Cádiz le acoja (J.J. Téllez este fin de semana en La Voz). saludos.

LUISA M. dijo...

¡Qué pena! No me había enterado de la noticia ni de existía este enfrentamiento entre García Montero y el otro profesor. Ya lo he leído en los enlaces que propones.
¿Y no han podido hacer algo más las autoridades de la Universidad de Granada por mediar y resolver de otra forma el problema? No sé qué decir más al respecto, es increíble que algo así pueda pasar.
Gracias por informarnos de temas culturales y de actualidad.
Saludos.