lunes, 13 de octubre de 2008

Mi fraterno zombi


A los diez años dijo muy seguro que quería ser cómico, para pasmo de sus padres. Ya se le pasará, pensaron, son cosas de niños. En la adolescencia les dijo que quería estudiar para ser cómico. Sus padres creyeron que eran humores de la edad, de una virilidad que despuntaba algo compleja. Ya se le pasará, son cosas de la hombría. Cumplidos los dieciocho les comunicó que se marchaba a Málaga a estudiar para ser cómico. Sus padres pensaron entre suspiros que el niño comenzaba un viaje a ninguna parte, que el mundo de la farándula trae hambre sobre hambre. Acabados los estudios, sus padres presumían de que su hijo no era cómico, sino director licenciado de cómicos. Luego llegaron los primeros libros sobre cine, numerosos artículos en revistas especializadas y más libros sobre cine. Sus padres, abrumados, no sabían si eso de escribir sobre cine también era propio de un director licenciado de cómicos. Y se acostumbraron a que, de vez en cuando, J. M. saliera en la radio o su foto en algún periódico donde se reseñaba alguno de sus libros. Sin embargo, lo último les cuesta mucho, tan mayores como están. Por varias fuentes han sabido que J. M. se ha transformado en otro ser, un ser del otro lado, un ser de ultratumba. Y lo peor es que anda exhibiendo sus carnes podridas por Sitges, para susto (o compasión, quién sabe) de la gente. Para colmo se pasea con el nombre mudado, porque ya no responde a J. M., sino a Johnny, Johnny Pútrido, cuyo diario de zombie circula por la red de los vivos (¿vivos?).

José Manuel Serrano Cueto ha presentado en Sitges el día 11 una conferencia-performance en defensa de los muertos vivientes del cine, en un acto organizado (léase más aquí) por la revista de cine y terror Scifiworld. En la foto, en plena actuación.

4 comentarios:

extractos... dijo...

Y hay que ver la penita que da mirmano, digo turmano, bueno el de los dos...con esas pintas...!y que bien le va! ole!!

Un besote

Mery dijo...

Ahora me doy un paseo por tus enlaces.
¿Qué decirte? Pues que enhorabuena. Vaya familia de artistas, imagino que las reuniones han de ser luminosísimas.
Un abrazo

Isabel Romana dijo...

Me gusta Pútrido. Y me alegra que vaya a gastarles alguna buena a los de Sitges. Que ya es un esfuerzo salir de la tumba, qué caramba. Felicidades por esa relación fraterna con el más allá (o es más acá?)

Mega dijo...

Jajaja. Seguro que el señor José Manuel Serrano Cueto es la oveja negra (negrísima, en realidad, y hasta pútrida) de la familia.

;-DD