jueves, 11 de septiembre de 2008

Un libro de viajes y mucho más


Por razones profesionales y de amistad con escritores, recibo a menudo libros de variado pelaje. Como os pasará a muchos de vosotros, la entrada de estos nuevos huéspedes contribuye a combar la horizontalidad de mis estantes, a la vez que aumenta el ámbito de esparcimiento de los ácaros y otros insectos amantes del papel. Pero no todos son acogidos con el mismo interés. Hace unos días recibí un libro diferente, curioso, atractivo por su singularidad y por el afecto que sé que ha puesto en su escritura el autor, mi amigo Carlos Javier Ordoño Rodríguez. El libro, publicado por Padilla Libros Editores y Libreros (Sevilla, 2008), se titula Las ciudades yugoslavas. Un apunte de viajes. Se trata de un compendio de notas, reflexiones, curiosidades y otras noticias nacidas de los viajes (2000-2006) por la antigua Yugoslavia del viajero incansable que es Carlos. Todo ello sazonado con la evocación de imágenes cinematográficas de una veintena de películas que el autor conoce bien (de directores tan variopintos como Paskaljevic, Angelopoulos, Manchevski, Choiraki, Tanovic, Kusturica, entre otros) y citas de autores como Andric Ivo, Carlos Taibo, Vladimir Arsenijevic o Ismail Kadaré. Conociendo la erudición (y extraordinaria memoria) de Carlos, uno podría temer a priori que ésta se hubiese trasladado al libro sin poda, cual un ensayo insufrible que sólo alcanza a tener estructura en la cabeza del autor. Pero no es el caso: Carlos ha sabido combinar de manera amena la erudición de sus lecturas con historias menudas extraídas del contacto con la gente. Hay mucho de arrobamiento ante imágenes de la vida sencilla (una reata de animales, la lluvia en Agram, las lavandas de Hvar, las barcas en el lago de Ohrid...). Es, en suma, un libro que aconsejo no sólo a quienes decidan visitar Split, Hvar, Trogir, Dubrovnik, Catvat, Ljubljana, Sarajevo, Mostar, Budva, Pristina y otras ciudades balcánicas, sino a cualquier lector que desee disfrutar con una lectura de viajes diferente, muy alejada de las guías de turismo, los ensayos antropológicos y las descripciones geográfico-étnicas al uso. He aquí un fragmento:

Diríase, en un principio, que "Travnik era el caos", o que "El caos era Travnik". El autobús que nos conduce hasta aquí emplea seis horas en el recorrido. El paisaje que atravesamos hasta llegar a Banja Luka -que resulta ser un poco más que la mitad del itinerario- podría calificarse como típicamente "danubiano". Extensa llanura verde, ora extensos campos de cultivo, ora manchas más o menos tupidas de bosque [...] Se inicia entonces un paisaje ásperamente montaraz. Profundamente quebrado y montañoso. Solitario y desangelado, como si fuese "el principio del mundo". Kilómetros y kilómetros de inquietante soledad. Los valles son fisuras estrechas entre el caos de piedra de colinas imposibles. Una sensación de "claustro", de "recogimiento" de la Naturaleza y del propio corazón replegados sobre sí mismos. Como con un sentimiento de eremítica renuncia. "Así es Bosnia", nos comenta uno de los viajeros con el que estuvimos charlando en un bar...

11 comentarios:

Isabel Romana dijo...

El fragmento que has colgado es realmente hermoso. En conjunto, el libro suena muy interesante. Veré si por aquí lo encuentro. Saludos cordiales.

Carlos Javier dijo...

Muchísimas gracias, Antonio. No tengo palabras ....
Gracias, otra vez.
El tema de la distribución está mas crudo, tengo que hablar sin falta con Padilla esta semana, puesto que sería muy interesante que se pudiese adquirir desde Quorum, por ejemplo. Un abrazo, amigo.

Eduardo Flores dijo...

Por suerte o por desgracia Antonio, conozco la mayoría de los lugares que citas en tu entrada. El fragmento extraído del libro ha despertado en mi, el recuerdo de una de las zonas del mundo que más han marcado mi vida. Habrá que atrapar y disfrutar dicha obra. De momento, mis felicitaciones a su autor por la reciente creación.

Un saludo,
Eduardo Flores.

Lauren Mendinueta dijo...

Me despierta mucha curiosidad este libro. En el párrafo que reproduces se siente la buena prosa acompañando a unos ojos que saben ver. Felicitaciones a Carlos.

Samanta dijo...

Mis felicitaciones al escritor.

mercedes dijo...

Yo soy una de las privilegiadas que lo acaba de recibir y conociendo a Carlos como le conozco se que me espera un apasionante viaje por el polvorín de los balcanes. Carlos tiene la extraña habilidad de devorar libros a un ritmo vertiginoso sin perderse por ello el más minimo detalle. Yo, que no poseo tal virtud voy a disfrutarlo en pequeños sorvos, como el buen vino. Ya os contare.

Lauren dijo...

Querido Antonio, pasa por inventario. Te tengo una sorpresa.

Marco Valerio Corvo dijo...

NIÑAS (Incluyo por supuesto, “os”)

Os anuncio oficialmente la publicación del libro, escrito por mí, titulado “Las Ciudades Yugoslavas. Un apunte de viajes”. Salió el pasado 30 de Julio de 2008. (Editorial Padilla. Sevilla. 2008.).

Hay una bonita reseña del mismo en el blog de mi amigo Antonio Serrano. Este blog se titula “El Baile de los Silenos” y lo podéis encontrar tecleando :

Antonioserranocueto.blogstop.com en el google u otro buscador.

El libro se puede encontrar en las siguientes librerías:

Sevilla: Librerías Beta en C/ Sierpes, C/.Sagasta, Avda. República Argentina y Edificio Viapol. Librería Zéfiro. Editorial Padilla.
Jeréz: Luna Nueva.
Granada: Babel.
Cádiz: Quórum. Manuel de Falla. Aquí en Cádiz no estará hasta dentro de al menos una semana.

Muchos Besos.

Postdata: Si cada uno manda este mensaje a un par de amigos, con el ruego de que lo manden a su vez a otro par de amigos; ¡llega a China!

(Porfi: No se os ocurra a nadie enviarlo a ningún e-mail terminado en “us.es”!) (A ….@us.es ¡NO!)

Para los de Sevilla:

La presentación del libro, junto con vídeos y fotos del país, y coloquio posterior, que tenemos planeado Kiko y yo, está programada para el próximo jueves 2 de Octubre, en el “Centro Social Okupado de la Antigua Fábrica de Sombreros” C/ Heliotropo. Junto a San Marcos.
Pero queremos cambiarlo para el Viernes 17 de Octubre. Dentro de cuatro días, os lo confirmo.

Marco Valerio Corvo dijo...

Perdonad todo el rollo anterior: pero por razones de tiempo copie enterito un mensaje que he mandado.

Termino con un comentario:
La semana pasada me regalaron un precioso libro de viajes: “De camino a Babadag” del polaco Andrzej Stasiuk. (Editorial Acantilado, Barcelona. 2008. El original polaco es de 2005). Es curioso, como todo texto está inevitablemente impregnado de “ideología”. En este libro el autor titula al capítulo dedicado a Eslovenia; “El País donde Comenzó la Guerra”. Sin embargo para Carlos Javier, seguirá ese siendo siempre “El País de los Bosques ….” (¡¡52 % de la superficie total del suelo repleta de árboles ¡!...¿Es posible siquiera imaginarlo?). Es verdad que la Guerra Eslovena fue cruel: 10 días y 66 muertos (claro que tiene que ceder en “espectacularidad” a la de Bosnia: 45 meses y 200.000 …. también para estas cosas siempre hubo ricos y pobres …), pero para mí, y en eso coincido con Rebecca West, los Balcanes occidentales se caracterizan antes que nada por una vitalidad exuberante ….

Marco Valerio Corvo dijo...

Y aprovecho para un nuevo toque de publicidad también:

El Viernes 17 de Octubre 2008, a las 8 de la tarde, mi amigo Kiko y yo tenemos programado el siguiente acto:

- Presentación del libro ("CC.YY")
- selección de fotos, proyectadas con cañón de luz, de los diversos territorios que en su día compusieron la ex-federación.
- selección de vídeos del reciente verano.
- audición de Música Balcánica.
- Posterior coloquio, charla o debate entre los presentes.

Será en el Centro Social Okupado "Antigua Fábrica de Sombreros", Calle Heliótropo. Junto a San Marcos. Sevilla.

En un principio asociaba yo a los silenos con Cádiz, pero ya me di cuenta que la blogosfera puede estar en cualquier parte.

Salud.

María del Mar Rodríguez dijo...

La obra guarda un equilibrio perfecto entre lo evocador y lo descriptivo. El autor de una manera natural y generoso, sin dudas nos invita a viajar con él. Enhorabuena y gracias por la reseña!