domingo, 25 de mayo de 2008

Tríada Dominical (2)


1.
Lectura recomendada.
Hace unos días, en un acto de homenaje a Juan Ramón Jiménez, se habló mucho del hombre y apenas nada de sus versos. La vida de JRJ, como la de cualquier escritor, es mera circunstancia de su obra, y no al revés. O al menos así debería ser para los lectores. Suso del Toro publicaba ayer un estupendo artículo ("Céline y Celan") sobre los difusos límites del artista y su obra.

2. Metapoesía fugaz (Antonio Serrano Cueto):

No es tu voz, poesía oculta,
afán ni meta inexcusables.
Es lo que anuncia tu voz:
la armonía indescifrable.

3. Juego poético (del poema "Nuevo caso de hybris", de Aurora Luque):

Arte:
una letra de a-mor
y tres de mue-rte.

10 comentarios:

Antonio Azuaga dijo...

Tres aplausos prolongados:
1. Por la lectura recomendada y ese dardo en el alma de la “cotillería”, que es la versión cutre del falaz “argumento ad hominem” de tanto éxito en nuestros días entre muchos militantes de la vulgaridad… y de la intelectualidad.
2. Por la memoria recuperada de JRJ que, a Dios gracias, parece estar saliendo del “Purgatorio literario”.
3. Por los dos poemas, que arañan en la piel de la verdad para dejar al aire la parte de verdad que tanto se escatima.
Un saludo.

samsa777 dijo...

El poema de Luque es genial. Cuando lo leí me quedé a un mismo tiempo asombrado y sonriente.

JRJ es siempre un gran regalo... ¡Gracias!

Saludos

Mery dijo...

A veces soy contradictoria queriendo saber o no las vidas de mis personajes predilectos. Con Pablo Neruda fue contraproducente saber de qué manera había abandonado a su hija enferma de nacimiento.
Otras veces resultó todo lo contrario.
Por no desviarme del tema, quería felicitarte por tu tríada.
Tus versos son perfectos, sobre todo el último, que parece cerrar la estrofa en armonioso círculo. Bien mirado podría ser el título de un libro de poemas: la armonía indescifrable.

En cuanto a Aurora Luque, mis aplausos también.

Un abrazo

Víctor González dijo...

No tengo claras las proprociones, ni siquiera la única atoría de los elementos, pero la a y las rte, son sin dudarlo elemnetos imprescindibles.
Otra perla ilustrativa, otra vez gracias.

Víctor González dijo...

Bien visto Mery

Isabel Romana dijo...

Un domingo muy bien aprovechado. La idea de mery me parece perfecta, y espero que la aproveches. En cuanto al poema de Aurora Luque, me he quedado muy impresionada. El amor y la muerte van siempre tan unidos... Saludos cordiales.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Gracias, amigos, por vuestra amabilidad. Mery, como ves, tu sugerencia tiene seguidores. Yo no había valorado esa posibilidad, pero la estudiaré muy detenidamente. En cualquier caso, son versos modestos.

ana dijo...

hola antonio,
lo de autorización es por prestarme auctoritas, cosa que te agradezco.El blog del cantor neosáfico es
wwww.diosas-nubes.blogspot.com.

Un abrazo.

Marco Valerio Corvo dijo...

Uff, no me da tiempo a leer bien lo de Celine y Celam, que he visto por encima, ni los comentarios.

Si recuerdo que, el verano pasado, escuché unos versos de Celan, fue en el museo de Gugenheim, a viva voz, puesto que te lo decian los auriculares, y era en la exposición que había, fabulosa, del alemán Anselm Kiefel.

Decian algo así:

.... La Muerte era un guapo alemán de ojos azules y mirada diabólica,
que reunía a un grupo de gente,
y les daba a beber ....
la leche negra del alba ...

Hay una cosa sobre el tema nazi-judío, que echo de menos siempre que se ponga de relieve:

La propaganda nos dice que los nazis eran locos, perturbados, sanguinarios, racistas, que tenían una consideración infrahumana del judío .... Y yo estoy de acuerdo. Pero noto en falta que nunca se nos ponga de relieve, una razón, que para mí, era fundamental para la explicación del holocausto: Los nazis eran, antes que nada unos LADRONES, ellos sabían de más que entre un judío y un gentil o "un ario" no existe diferencia alguna, pero se quedaron de mala manera con todos los bienes de los judíos, y luego encima los asesinaron a fin de que nunca pudiesen reclamárselos, las enormes matanzas ocurrieron precisamente cuando los nazis ya sabían que la guerra, estaba perdida.

En fin, un abrazo. Que parezco una persiana.

Mega dijo...

Buen artículo el de Suso de Toro.
Buenos tus versos y
buenos también los de Aurora Luque.

Buenas tardes
;-)