domingo, 18 de mayo de 2008

No todos los hombres pueden navegar hacia Corinto

Había en Corinto un templo de Venus con más de mil jóvenes prostitutas consagradas a la diosa. Este reclamo turístico y sexual atraía a navegantes y viajeros de todos los lugares de Grecia. Pero las jóvenes licenciosas, en especial la siempre adorable Laide, esclava que fue del pintor Apeles, cobraban tan caras sus caricias, que muchos mercaderes foráneos se arruinaban en sus brazos. Cuentan que una mujer reprochó a una de ellas que no se dedicase a labores de lana y tejidos, a lo que la joven respondió con sorna: "En este tiempo he acabado tres telas", es decir, había ganado el triple de dinero con su cuerpo que la otra con sus lanas. También se cuenta que Demóstenes visitó a la susodicha Laide y ésta le pidió diez mil dracmas por sus servicios. Demóstenes se marchó aterrado y, convencido de que se hubiera arrepentido en caso de haber aceptado, cuentan que dijo: "No compro tan caro el arrepentimiento".




(Cortesana recibiendo a uno de sus clientes,
s. V a. C. Museo Arqueológico de Atenas)




11 comentarios:

samsa777 dijo...

Fantástico texto. Qué curiosidad despierta siempre Grecia (o, para ser exactos, nuestra idea de Grecia): la conversación es inagotable, tanto que nuestra cultura parece ser una respuesta (en el más estricto sentido dialógico del término) a su primera propuesta.

Por otra parte, gracias por explorar este terreno, tan cercano a la estética de mi última entrada... ¿podrías, si no es mucho desvelar, aportarnos la fuente de estos datos? ¿o es literatura? ¡Qué difuso es el límite en estos casos!

Un fuerte abrazo y gracias de nuevo por tu blog,

Francisco

Antonio Serrano Cueto dijo...

Francisco José, el texto es la fusión de la glosa de dos proverbios ("No todos los hombres... y "No compro tan caro..."). Ambos proceden del "Libro de Proverbios" de Polidoro Virgilio, un humanista italiano que vivió entre fines del XV y el XVI. En 2007 publiqué este libro (a partir del original, escrito en latín) en la editorial Akal. Las fuentes de este y otros proverbios son autores diversos de las literaturas griega y latina. Si pinchas en el primer proverbio ("No todos los hombres..") llegarás a la página de Akal sobre el libro. Gracias por tus palabras e interés.

samsa777 dijo...

¡Gracias a ti! Seguro que en la biblioteca lo tengo...

Isabel Romana dijo...

Si que parece una tarifa un poco cara...
Comparto tu opinión sobre la última novela de Eduardo Mendoza. A mí tampoco me acabó de satisfacer, creo que tiene aciertos pero también algunos errores que la lastran. Con todo, se deja leer con facilidad y te permite pasar un buen rato.
Saludos cordiales.

Víctor González dijo...

La tentación y el arrepentimiento, equilibrio inestable que dan lugar a este delicioso texto.
Cuanta ilustración hay aquí.
Saludos.

El Viajero Solitario dijo...

Llego a este sitio a través de Mega, y he de decir que me ha agradado el hallazgo de tus textos, tan breves como prolíficos.
Un saludo.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Pues bienvenido a este baile, viajero solitario.

Antonio Serrano Cueto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Deme dijo...

Bueno, yo creo que entre mil chicas habría tarifas muy variadas, además no siempre lo más caro es lo mejor (sobre todo en los temas de Sensualidad)...
Ojalá volviera el Mundo Griego a nuestra forma de vivir ahora!!!!

Mega dijo...

El proverbio de cierre me parece genial, sublime en realidad.
"No compro tan caro el arrepentimiento". Es capaz de destilar sabiduría, elegancia y honestidad al decir `no´.

Saludos

Marco Valerio Corvo dijo...

Sí, Grecia. Tengo un libro por ahí, de cierto interés, y bien ilustrado, "Redescubrimiento de Grecia". Yo es más, casi me atrevería a decir que los ingleses, franceses y alemanes del XVIII y XIX, "reinventaron" Grecia. Por eso digo que, sencillamente, sin los tesoros que hoy lucen el British, el Louvre o el de Berlín, - y precisamente ahí, y en esos sitios - Grecia, simplemente "ni siquiera existiría" ....

Sí, me parece un mundo fascinante, sobre todo éste que nosotros "re-creamos" sobre el "histórico-verdadero", por su propia esencia, cuasi-ignoto.

No tengo el gusto de conocer Corinto, aunque me evoca a Delfos, donde sí que pasamos un día y una noche ....

Es todo un mundo de sugerencias, y una fuente inagotable de descubrimientos ....

Hermosa profesión, la de los que bucean en la antiguedad latina, griega, asiria, sumeria, babilonia, egipcia, etrusca, púnica ....

Siempre pensé que no puedo considerar sabio a nadie por hablar inglés-francés-alemán-ruso-español.

pero me rendiría, me postraría de rodillas ante quien ...., o daría la mitad de mi alma, casi - es broma - por dominar el sumerio, el akadio, el minoico, el pelasgo, el tartesico, el titeroigatre ....