lunes, 28 de abril de 2008

La infidelidad de la escritura

"Así, todo relato o reconstrucción de algo «real», o, si se prefiere, toda transcripción de hechos, datos y acontecimientos está condenada a ser provisional y, lo que es más grave o desesperante, a ser «infiel». Por mucho que el historiador, el cronista, el memorialista, el biógrafo, el autobiógrafo o incluso el erudito se empeñen en ser «fieles» a carta cabal, su capacidad para serlo es limitada, su visión es subjetiva, su conocimiento es parcial, sus aseveraciones son transitorias, y además, al recurrir a la palabra, están echando mano, como vimos antes, de un instrumento impreciso, metafórico, siempre inexacto, obligadamente figurado, meramente sustitutivo y hasta cierto punto inservible para la tarea".

Fragmento del discurso de Javier Marías, titulado "Sobre la dificultad de contar", en su ingreso en la RAE.

9 comentarios:

Mery dijo...

Muy lucidamente ha expresado el escritor, ya académico, la dificultad de la expresión exacta, la confabulación de las palabras para decir lo que no pretendiámos exactamente.

Y eso que Javier Marías no es santo de mi devoción. Es que su padre era mucho padre y su sombra aún se proyecta muy alargada.
Buenas noches, Antonio-Sileno.

Rafael Lucena dijo...

O dicho en las palabras de G.G.M., la vida es lo que se recuerda y cómo se cuentan tales recuerdos. Pero si la misma porción de realidad es recordada de forma distinta por cada miembro de un grupo de personas involucradas en ella, y luego, posiblemente, las diferencias se acentúen cuando la cuenten, ¿dónde está la auténtica? Parece obvia la respuesta: la realidad presente no es un hecho acabado, ni siquiera en el futuro, debido a la erosión, el transporte y la sedimentación de los pretéritos. ¿O no? ¿Y si no se trata de realidad sino de la ficción? Ofú..., vaya tela...

Mega dijo...

Las palabras permanecen, pero los significados se transforman, sin duda. (O al menos, su entendimiento).

Por otro lado, y en relación con lo que comenta Rafael Lucena, Akira Kurosawa y su magnífico Rashomon estaban en lo cierto...

Víctor González dijo...

Bien sabes que todo es siempre relativo, sólo depende con respecto a qué.

Marco Valerio Corvo dijo...

Sí, las palabras permanecen, siempre que estén escritas. Caso contrario, cada uno las oye a su manera. Tengo un texto por ahí, de Spencer (Todas las Ciencias Humanas no son, en definitiva, mas que partes o aspectos de una única: "La Sociología") sobre "lo que un historiador debería consignar ...." que no tiene desperdicio tampoco.
Aunque este muy manido el recordarlo: lo cierto es que, en este mundo cruel "nada es verdad ni mentira. todo es según el color del cristal con que se mira ...." Una vez admitida que "la verdad no existe" cada uno tomará partido según su "corazón". Yo, en particular, desde pequeño, y en caso de duda, siempre estuve con los débiles (por eso aborrezco al Real Madrid sobre todas las cosas) y los aborígenes, ya se llamen tibetanos, vascos o mapuches ....

Marco Valerio Corvo dijo...

No sé si estoy confundido, pero ¿No es este Javier Marías Licenciado en Filología Inglesa? Pasa el inglés - por ser la lengua con mayor número de palabras del mundo - ojo, no quiere decir eso "la mas rica", tengo entendido que en el paradigma actual todas las lenguas estan consideradas "igualmente ricas". Existe una lengua en Ecuador que tiene 6.000 nombres para 6.000 tipos de mariposa. El esquimal utiliza 200 vocablos para lo que en español, hay solo dos: "hielo" y "nieve". Y tanto monta, monta tanto .....
Digo que decía Marias que existía en "old English", es decir "ingles antiguo" o "sajón", un verbo, que designaba cuando dos hombres compartían, o habían compartido una misma mujer ... Piensa él, que desapareció del idioma por ser demasiado "politicamente incorrecto ...."

Herman dijo...

El formidable discurso de ingreso de JM es emocionante y lúcido a partes iguales. Considero que toda persona inteligente debería leerlo.
Gracias por colgar aquí un trozo.

Joaquín dijo...

Habrá que leerlo con atención (gracias por el enlace). Dos apuntes:

-El hijo sucede al padre, en la Academia.

-El profesor Rico emplea en su discurso de contestación la palabra 'blog' (bien que en cursiva).

Juan Antonio, el.profe dijo...

Sin quitar razón a Marías, que la tiene en lo que dice de las palabras, ¿no es esa precisamente la gracia de la escritura? La inexacta palabra es la palabra sugerente. Para un texto literario, nada mejor.