sábado, 12 de abril de 2008

En compañía de Van Morrison

Hoy noto cierto reposo en los blogs que suelo consultar: claro, es sábado. Yo mismo me he sentado, al final del día, con idea de enviar algunos saludos y dejar en mis Silenos un breve comentario, pero me puede la indolencia que comenzó este mediodía en torno a una jarra de cerveza bien fría y bien tirada... Mientras tanto suena en mi estudio el último CD que me han regalado: el recopilatorio Still On Top del siempre magnífico Van Morrison. Casi cuarenta canciones para disfrutar con este irlandés (ahora suena Tupelo Honey), uno de esos músicos por los que uno siente una devoción especial, una fidelidad a prueba de modas que me exige volver a él cada cierto tiempo. Hay músicos y canciones que una vez se enredaron en nuestras circunstancias personales y desde entonces forman ya parte de las evocaciones de nuestra vida. Hay otros que, sencillamente, aparecieron un buen día para quedarse, posiblemente un día anodino, sin más trascendencia. No recuerdo cuándo me ocurrió esto con Van Morrison, pero sí que traía bajo el brazo su preciosa balada Shenandoah. No pude sino abrir mi puerta de par en par.

5 comentarios:

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Genial, Van the Man. No conozco ese recopilatorio, pero si aparece en él el Raglan Road que cantó con los Chieftains, loado sea. Te pongo enlace desde "fuego con nieve"

Antonio Serrano dijo...

No está Raglan Road, pero sí Irish Heartbeat con los Chieftains. Gracias por el enlace.

Mery dijo...

Pues si, en los momentos del dolce far niente es una delicia envolverte en tu música. He descubierto hace poco a un cantante llamado Tito Paris, de Cabo Verde, que me vendría como anillo al dedo en estos momentos. Pero aún no tengo el cd que busco.Feliz domingo

Marco Valerio Corvo dijo...

Hablando de Música, y de Arte con mayúsculas. Supongo que mas de alguien estará de acuerdo conmigo en que el Señor Robert Zimmerman, es todo un hito referencial en la Cultura de nuestro tiempo. Y para los que, sentimos, que en cierto modo la Vida y la Cultura son, en buena parte, casi lo mismo, la vida, sin él, no podría concebirse como se concibe. Me refiero al también llamado “judío errante”, “pequeño duende gigante”, “profeta”, “poeta-músico por antonomasia”, o “bardo de Minnesota” y quien, él mismo, se hace llamar “Bob Dylan” en honor al poeta maldito galés, Dylan Thomas .....

Pues aunque el neoyorkino Martin Scorsese no es precisamente un Director de Cine santo de mi devoción, le he visto una magnífica película-documental sobre el mencionado Monstruo. Solo se ha estrenado en los Cines de Estados Unidos y el Reino Unido, pero a mí me llamó la atención, el hecho de que al mismo “proti” – no suele pasar – le hubiera encandilado la peli que el otro hizo sobre él ..... Aquí está disponible en DVDeses .... Como toda buena obra de Arte que se precie, un poquito sí que es para “iniciados”, entendiendo que para estar entre los tales no es que se precisen grandes conocimientos, pero si es imprescindible cierta familiaridad – muchos la compartimos desde niños – y pasión por el héroe protagonista. Y cierto aguante, pues el evento dura 4 horillas ....Ah, el titulo: “No Direction Home”.

Antonio Serrano dijo...

Gracias, Marco, por la información. No conozco ese documental, pero haré por localizarlo. Luego te dejaré mi impresión en este blog.