lunes, 7 de abril de 2008

El porqué del título

Me preguntan algunos amigos por qué he elegido como título de este blog "El baile de los Silenos". Parece que la explicación de Erasmo que añado no les ha colmado la curiosidad. Vivimos en un tiempo en el que la imagen campa tan a sus anchas (televisión, internet, móviles, modas, formas de vida, etc.), que las apariencias se han convertido en la tarjeta (la única en muchos casos) de presentación. No hace mucho, una encuesta sobre los móviles realizada a adolescentes dejaba sentada, por extendida, una valoración inquietante: "dime que móvil usas y te diré quién eres". Esta mañana, en su artículo del lunes en La Voz de Cádiz, Rafael Marín advertía de una "calma chicha" en la calle en las últimas semanas, después del huracán de la precampaña y la campaña electorales. Eso, querido amigo, son las apariencias, pues en los bajos de esta calma chicha seguro que se arremolinan nuevos vientos. Así parece estar sucediendo en los sotanos del PP. Así pues, como todo (o casi) se viste muy de mañana con el traje de las apariencias (las personas, los objetos, las ideas, los proyectos, los sueños...), los Silenos comienzan su danza muy temprano y siguen danzando a altas horas de la madrugada. Seguir sus pasos es el objetivo (aparente) de este blog, que también es pura apariencia. Salud.

3 comentarios:

Mery dijo...

Buenas tardes, Antonio: pasaba por aquí y he decidido hacerte una visita, por ser la hora del té.
EL título de tu blog, y lo que conlleva, es realmente edificante, aunque suene a palabreja en desuso. Lo que no está en desuso son los Silenos, así se disfracen de mil formas.
Vendré a menudo a verte (a veces tareré yo las pastas).
Un abrazo

José Manuel Serrano Cueto dijo...

Danzaremos mientas el cuerpo aguante, hermano, y haya música (buena) que nos deje mecernos.

Besos de un gadita en un dulce exilio.

Marco Valerio Corvo dijo...

No había oído hablar de los “Silenos”, mi cultura en temas “clásicos” ….., no, mejor dicho, mi Cultura sin apellidos, en cualquier tema, en cualquier cosa, es tan escasa …..: tiende a “nada” ….

Sin embargo, no sé porque, en psicoanalítica o freudiana, libre “asociación de ideas”, desde que los oí nombrar, me evocan inequívocamente, e ignoro la causa, a unas curiosas tablillas que descubrimos una vez, oriundas del Bosque Esloveno.

Leí una vez que el 52 % del suelo de Eslovenia es puro bosque. Y eso te parece cosa de maravilla y, en todo caso, imposible de creer. Solo ….. hasta que lo cruzas en tren, desde Trieste hasta Ljubljana, o desde allí hasta Zagreb …..

Las tablillas pintadas, datan casi todas del siglo XIX aunque también las hay del XVIII, y aún del XX. Se colocaban sobre las colmenas, en la creencia de que protegían los panales, y representaban escenas de lo mas variopinto, casi siempre misteriosamente jocosas: así los animales del bosque vestidos de época, que cazaban y daban buena cuenta del propio cazador….. La esposa sometiendo a maltratos al marido ….. transgresiones, bromas, ironías de todo tipo, prueba inequívoca del ingenio y del arte popular …..